EN EL MARCO DE LA CUMBRE CONCORDIA - THE AMERICASAznar: “Ha llegado la hora de que los cubanos remen en la misma dirección para que la democracia triunfe”

12/05/2016

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, ha asegurado en Miami que “ha llegado la hora de que todos los cubanos de bien remen en la misma dirección para lograr que la democracia triunfe cuanto antes”. A su juicio, “el castrismo ha trabajado durante años para dividir a la sociedad. Y lo ha logrado”. Aznar copreside estos días la cumbre Concordia / The Americas, un encuentro internacional que aborda los retos políticos y económicos que afronta América, y que se celebra en el Miami Dade College, la mayor institución universitaria de Estados Unidos.

El futuro de Cuba y Venezuela, el necesario fortalecimiento de la democracia y de los liderazgos políticos, las alianzas económicas y comerciales en la región, la estrategia energética y el desafío de la corrupción están siendo analizados en la cumbre, en la que, además de Aznar, participan los expresidentes de Colombia Álvaro Uribe; de Uruguay, Luis Alberto Lacalle; de Chile, Sebastián Piñera, y de Bolivia, Jorge Quiroga; el alcalde de Miami, Tomás Regalado; el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno; la presidenta de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, Rosa María Payá y las opositoras venezolanas Mitzy Capriles y Lilian Tintori, entre otros.

VACÍO DEMOCRÁTICO
Durante su intervención Aznar ha explicado que, “el incremento en la represión en la isla tiene mucho que ver con el relajamiento de la presión democrática y con la falta de apoyo suficiente a los disidentes por parte de la comunidad internacional”. “Cuando se reniega de las posiciones comunes, cuando los disidentes dejan de estar en el centro de cualquier interlocución y cuando priman los intereses comerciales respecto a los avances en derechos humanos, los regímenes dictatoriales aprovechan los vacíos dejados por los demócratas para responder de la única manera que saben: con menos libertad y más represalias”, ha asegurado Aznar, que ha remarcado que “nuestra responsabilidad democrática y nuestra obligación moral es estar al lado de los disidentes”.

“Invito a todos los cubanos, los de dentro y los de fuera, a soñar con un futuro mejor que no dependa de la voluntad arbitraria de unos ancianos dictadores”, ha manifestado Aznar, que ha animado “a ser valientes en las denuncias de las violaciones de derechos humanos y los actos de represión” y ha pedido “a los líderes que hoy nos acompañan y a los responsables de liderar el camino de nuestras sociedades que no dejen solos ni apartados a los disidentes y tengan presente su ejemplo”.

Para el expresidente del Gobierno, “ha llegado la hora de que todos los cubanos de bien remen en la misma dirección para lograr que la democracia triunfe cuanto antes”. “Debemos ver el futuro de Cuba con optimismo y en libertad, sin que el castrismo marque la agenda o los tiempos”, ha continuado. Aznar ha lamentado que “el castrismo ha trabajado durante años para dividir a la sociedad. Y lo ha logrado”. Por ello ha subrayado que “debemos poner fin a esas divisiones absurdas entre cubanos de bien. Cuantas más personas se sumen a la causa de la libertad para Cuba, mejor. Si aspiramos a una sociedad cubana democrática y plural, en ella han de tener cabida todos los proyectos, con la única condición de que estén basadas en sólidas convicciones democráticas”.

En este sentido, ha manifestado que el ejemplo de unidad de la oposición venezolana puede servir a Cuba. “El chavismo es en buena medida responsable de su propio fracaso, pero si hoy hay una mayoría de oposición en la Asamblea Nacional, si sigue habiendo un margen de esperanza para recuperar la democracia, es también gracias al ejemplo de unión logrado por el conjunto de la oposición democrática venezolana. Un ejemplo que puede marcar el camino para Cuba”, ha dicho.

ELECCIONES LIBRES EN CUBA
Durante su estancia en Miami, Aznar ha participado asimismo en la presentación de una declaración a favor de la celebración de un plebiscito vinculante en Cuba que permita a los cubanos decidir sobre el cambio a un sistema democrático. Junto a un grupo de exmandatarios latinoamericanos -los expresidentes de Colombia, Álvaro Uribe; de Uruguay, Luis Alberto Lacalle; de Chile, Sebastián Piñera, y de Bolivia, Jorge Quiroga- y de otros miembros de la sociedad civil, como Rosa María Payá, Aznar ha apoyado la propuesta de la iniciativa ciudadana Cuba Decide, respaldada por la Iniciativa Democrática de España y las Américas, IDEA, que pide elecciones libres, justas y plurales, para lo que demandan la presencia de observadores internacionales en todas las etapas del proceso, la independencia e imparcialidad del organismo electoral, y garantías de que la campaña electoral se desarrolle con plena libertad de expresión, asociación y acceso al censo.  

CUMBRE CONCORDIA/THE AMERICAS
La cumbre Concordia / The Americas ha sido organizada por la organización internacional sin ánimo de lucro Concordia, que promueve la colaboración entre las instituciones públicas y la iniciativa privada y de cuyo Leadership Council Aznar forma parte,y por las organizaciones Americas Society y Council of the Americas, cuyo objetivo es impulsar el desarrollo económico y social y las relaciones entre los países americanos.

Aznar, que copreside el encuentro, también participará en una mesa redonda sobre Venezuela y los retos que plantea la extraordinariamente difícil situación económica, política y humanitaria que atraviesa el país. En el panel intervendrán asimismo el secretario general de la OEA, Luis Almagro; la esposa del líder opositor venezolano encarcelado Leopoldo López, Lilian Tintori, y la exdiputada y activista María Corina Machado, que lo hará a través de videoconferencia.

Además del futuro de Cuba y Venezuela, en la cumbre tendrán un lugar destacado los debates sobre el necesario fortalecimiento de la democracia y de los liderazgos políticos, las alianzas económicas y comerciales en América, la estrategia energética y el desafío de la corrupción y la seguridad en la región.