Hoy, en la clausura de la XVI edición del Curso de Verano de FAES José María Aznar: “Nunca como ahora la política parece menos relevante, lo que contrasta con las expectativas de la ‘nueva política’” 

05/07/2019

    _“Se decía que se impulsaría la cultura del acuerdo, pero nunca como ahora han tenido menos eco las apelaciones al interés general, ni ha sido mayor el descuido de las instituciones”

    _“Se prometía una fragmentación regeneradora que acabaría con el bipartidismo, pero lo cierto es que no se recompone con acuerdos suficientes”

    _ “A pesar de las posiciones moderadas, mayoritarias en el electorado, hay un radicalismo mayor, nunca antes conocido en nuestro sistema político”

    _“En esta fragmentación nada regeneradora, el nacionalismo radicalizado ha logrado un poder de decisión sin precedentes”

    _“La fragmentación electoral se ha producido pero no ha sido una centrifugación hacia los extremos de todo el modelo de partidos”

    _ “La izquierda trabaja para normalizar la presencia en la vida política de opciones que serán legales pero inasumibles desde el punto de vista democrático”

    _Cree preciso “contar con un sistema institucional y político que ofrezca el rendimiento que necesita la sociedad española”

    CATALUÑA
    _“El sistema institucional ha cumplido con lo que se le podía pedir”

    _“No hay para Cataluña un camino sin retorno hacia la ruptura” ni “hay lugar en Europa para un proceso secesionista como plantea el independentismo catalán”

    _ “Cataluña debe pensar en sus posibilidades de engrandecerse como lo ha hecho dentro de una España constitucional, democrática y Europea”

    _Apela a la sociedad catalana: “Lo que está en juego en Cataluña no es la independencia sino la existencia de una sociedad plural y democrática”

    _“Hablo de una sociedad, no de un parque temático del nacionalismo, mantenido por coacciones de activistas y animado por medios de comunicación sectarios”

    _“El nacionalismo en Europa es hoy una versión posmoderna del totalitarismo peligrosa y amenazante para los valores de paz y prosperidad del Continente”

    REFORMAS
    _ Reclama una agenda de reformas ahora neutralizada por “la inacción política e institucional”

    _“Liderar es promover el cambio, y en democracia el cambio son las reformas”

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, ha afirmado que “nunca como ahora en nuestra trayectoria democrática la política parece menos relevante o si se prefiere, menos productiva. Esta realidad contrasta de manera muy acusada con las expectativas generadas por la llamada ‘nueva política’”. “Se decía –ha añadido- que se iba a impulsar la cultura del acuerdo, pero nunca como ahora han encontrado menos eco las apelaciones al interés general ni ha sido mayor el descuido de las instituciones”. En su opinión, “a pesar de las posiciones moderadas, mayoritarias en el electorado, hay un radicalismo mayor, nunca antes conocido en nuestro sistema político”.

En este sentido, ha destacado que, a pesar de que se prometía “una fragmentación regeneradora que acabaría con el bipartidismo, lo cierto es que no se recompone con acuerdos suficientes. Además, en esta fragmentación nada regeneradora, el nacionalismo radicalizado ha encontrado la coyuntura favorable para tener un poder de decisión sin precedentes”. José María Aznar ha hecho estas afirmaciones hoy en la clausura del Curso de Verano de FAES donde ha lamentado que, en este contexto, desde la izquierda se siga trabajando para normalizar la presencia en la vida política española de opciones que “serán legales pero inasumibles desde el punto de vista democrático. Me refiero no solo a aquellos que no condenan el terrorismo sino que lo justifican y lo legitiman como una violencia históricamente necesaria”.

Para Aznar, “los españoles siguen afianzados mayoritariamente en posiciones serenas de concordia civil. La fragmentación electoral se ha producido, es evidente, pero no ha sido –como ha ocurrido en otros países- una centrifugación hacia los extremos de todo el modelo de partidos”. Es preciso, pues, “recuperar una sociedad de oportunidades y asegurar un modelo de bienestar con racionalidad económica, solidaridad y responsabilidad personal”. Y para ello hay que contar con un sistema institucional y político que ofrezca el rendimiento que necesita la sociedad española”.

APELAR A LA SOCIEDAD CATALANA
José María Aznar ha dedicado parte de su intervención a la situación de Cataluña para decir que el sistema institucional ha cumplido con lo que se le podía pedir: “ha dado los medios para reafirmar lo que significa el Estado de derecho” y ahora esos instrumentos deben ser puestos al servicio de una estrategia política definida sostenible en el tiempo. Según ha destacado, “no hay para Cataluña un camino sin retorno hacia la ruptura”, para recordar que tampoco hay lugar en Europa para un proceso secesionista como el que plantea el independentismo catalán.

Por tanto, “más que del riesgo de empequeñecimiento, Cataluña debe pensar en sus posibilidades de engrandecerse como lo ha hecho dentro de una España constitucional, democrática y Europea”. Y por ello, ha apelado a la sociedad catalana, porque lo que está en juego no es la independencia sino “la existencia de una sociedad plural y democrática digna de tal nombre”. “Hablo de una sociedad, no de un parque temático del nacionalismo, mantenido por las coacciones de activistas y animado por medios de comunicación sectarios”, ha querido dejar claro. “Eso no es una sociedad, ni puede ser una economía ascendente. Es otra cosa. Por eso, el nacionalismo hoy en Europa es una versión posmoderna del totalitarismo peligrosa y amenazante para los valores sobre los que se ha construido la paz y la prosperidad en el Continente”, ha concluido.

UNA AGENDA DE REFORMAS
Además de la necesidad de restablecer una fórmula de gobierno viable y afrontar “desde la Constitución, la política y la sociedad civil las amenazas a nuestra unidad”, Aznar considera esencial “abordar ya la agenda de reformas que se encuentra neutralizada por la inacción política e institucional”. Así ha reiterado que las inercias -por buenas que sean- se acaban, y su impresión es que “sabemos bastante bien lo que debemos hacer pero no tanto como ponernos a ello”. “Liderar –ha dicho- es promover el cambio, y en democracia el cambio son las reformas. Liderar es convocar a todos y reunir voluntades. Los españoles lo hemos hecho; sabemos hacerlo pero necesitamos una propuesta seria y convincente”.

Con este Curso que finaliza hoy, ha dicho que “FAES ha cumplido con su compromiso de “desarrollar ideas, para contrastarlas y debatirlas, para cuestionarlas o afirmarlas, en un ejercicio de debate pegado a la realidad española y europea”.

#CursoFAES2019 #España #JoséMaríaAznar