Prensa Sánchez y el ‘efecto Pinocho’

Cuando se miente para justificar cambios sustanciales en política criminal por puro oportunismo, lo peor no son las consecuencias de estricta penalidad, sino la falta de respeto hacia aquello que la configuración de todo tipo penal salvaguarda: el “bien jurídico protegido”. En el caso de los delitos de rebelión y sedición, nada menos que el orden constitucional y el orden público; en ambos supuestos, la defensa del Estado. Pedro Sánchez y su Gobierno han hecho de la mentira un recurso habitual de su acción política. Y eso tiene consecuencias graves porque va más allá de comprometer su credibilidad. Cuando la sinceridad en política llega a ser percibida como una rareza, la democracia queda comprometida.

Prensa ANÁLISIS FAESBerlín está en Alemania

/23.09.26/.- "Los berlineses se han pronunciado en términos similares a los ciudadanos de otras regiones, dejándose llevar por discursos xenófobos y populistas contra los refugiados. Como viene siendo habitual en las últimas citas electorales, los principales partidos del país y socios en la gran coalición –CDU y SPD– son los grandes perdedores debido al desgaste que está teniendo en ellos la política de asilo mantenida desde el gobierno de Angela Merkel", explica el germanista Roberto Inclán. 

Prensa Sexto informe China

04.03.2021.

Prensa Sánchez y el ‘efecto Pinocho’

06.10.2020. Cuando se miente para justificar cambios sustanciales en política criminal por puro oportunismo, lo peor no son las consecuencias de estricta penalidad, sino la falta de respeto hacia aquello que la configuración de todo tipo penal salvaguarda: el “bien jurídico protegido”. En el caso de los delitos de rebelión y sedición, nada menos que el orden constitucional y el orden público; en ambos supuestos, la defensa del Estado. Pedro Sánchez y su Gobierno han hecho de la mentira un recurso habitual de su acción política. Y eso tiene consecuencias graves porque va más allá de comprometer su credibilidad. Cuando la sinceridad en política llega a ser percibida como una rareza, la democracia queda comprometida.

Prensa ANÁLISIS FAESBerlín está en Alemania

23.09.2016.  "Los berlineses se han pronunciado en términos similares a los ciudadanos de otras regiones, dejándose llevar por discursos xenófobos y populistas contra los refugiados. Como viene siendo habitual en las últimas citas electorales, los principales partidos del país y socios en la gran coalición –CDU y SPD– son los grandes perdedores debido al desgaste que está teniendo en ellos la política de asilo mantenida desde el gobierno de Angela Merkel", explica el germanista Roberto Inclán.