Prensa Una reflexión sobre la renta mínima

Crear una renta mínima requiere una reflexión previa y rigurosa, un diseño técnico que genere seguridad y un amplio consenso político que garantice su permanencia. No se entiende la urgencia de aprobar un mecanismo permanente y estructural cuando podemos aunar solidaridad y prudencia. Sería más sencillo y eficaz consensuar inmediatamente un mecanismo temporal y crear un fondo contra la pobreza para sostener las rentas de los más damnificados por la crisis con una duración estipulada de un año. Las ayudas serían asistenciales y con una condicionalidad baja. Y se ligaría su percepción a una serie de objetivos.

Prensa Los efectos económicos de la crisis

Podemos realizar una valoración de los efectos previsibles de la crisis del COVID19 a través de los estudios del FMI y el Banco de España. Estos datos muestran que la economía mundial está inmersa en una crisis económica mucho más profunda que la de 2008 y que desgraciadamente España va a ser uno de los países europeos más perjudicados. Las cifras ponen de manifiesto los efectos tan negativos que ha tenido no haber aprovechado los años de crecimiento para sanear las cuentas públicas y que las medidas aprobadas por el Gobierno a lo largo de estas semanas, todavía no sabemos a partir de qué previsiones, resultan claramente insuficientes.

Prensa Una propuesta eficiente frente a la renta mínima

Nos adentramos en lo que parece ser el mayor retroceso de nuestra economía desde la Guerra Civil. Muchas empresas y empleos se quedarán por el camino y, detrás de ellos, muchas personas pueden pasar situaciones de alta necesidad y a las que no se puede dejar sin protección mientras dure esta situación. Debería articularse un mecanismo transitorio ligado a esta necesidad y a la búsqueda efectiva de empleo desde el momento inicial y no una medida permanente y desincentivadora del trabajo, que ya se puso en marcha en otros países con resultados desalentadores. Sin embargo, el Gobierno parece optar por una renta mínima permanente. Una medida ineficiente propia de un Estado paternalista asistencial y con una carga enorme para las cuentas públicas y su sostenibilidad.

Prensa HABLANDO DE PACTOS

Estamos ante un gobierno fallido. Resulta que la izquierda, dogmática y sectaria, coaligada para la confrontación a campo abierto con la mitad de los españoles propone grandes pactos transversales. No obstante, si el presidente del Gobierno convoca, hay que acudir y muy singularmente quien lidera la oposición. Si Sánchez plantea los pactos para apuntalar su fórmula de gobierno con Podemos y los demás acompañantes, fracasará. Los enemigos del pacto son las agendas ocultas, el adanismo y los que creen que ha llegado la hora de hacer la revolución desde un ministerio.

Prensa Políticas económicas frente al COVID-19

El escenario que se mantiene, con todas las cautelas, es el de una contracción intertrimestral sin precedentes en todas las áreas, seguida de una recuperación que se iría acelerando a medida que nos acerquemos a final del año, cuando se registrarían lecturas terribles del resto de los indicadores como desempleo e inflación. El PIB global se contraería un 3,3%, mientras que en España se prevén caídas entre un 4 y un 10% y una tasa de paro que podría llegar al 20%.

Prensa ¡No subáis los impuestos!

Ante el descontrolado aumento del gasto público, del déficit en las cuentas públicas y de la deuda pública, el Gobierno socialista ha decidido volver a subir los impuestos. Se diga lo que se diga, la factura de este incremento tributario recaerá sobre las clases medias. Esta nueva subida de los impuestos, añadida a las registradas en el IRPF desde 2005 y a las aprobadas en 2009 (supresión de la deducción por vivienda) situará a España entre los países con niveles más altos de IRPF y de Impuesto sobre Sociedades del mundo occidental. Los efectos de la subida de impuestos serán muy negativos sobre la economía española: se desincentivarán aún más el ahorro, el trabajo y los proyectos empresariales, se destruirá empleo y se retrasará la salida de la economía española de la crisis.

Prensa Financiación autonómica y local

El XV Observatorio Económico FAES celebrado en Madrid el pasado 26 de noviembre abordó la financiación autonómica y local, con la participación de José Barea, José Luis Feito, Ángel de la Fuente y Juan José Rubio. La recesión económica, el desplome de los ingresos tributarios y el incremento sin precedentes de algunas partidas de gasto –como las asociadas al desempleo– harán que el déficit público se sitúe sobre los límites del 3%, y convierten en imprescindible debatir de forma integrada y con visión de largo plazo los mecanismos de financiación de todos los niveles de la Administración. En estos momentos de tensión en las cuentas públicas, cuando la capacidad de pago de los contribuyentes se resiente gravemente por la crisis, todas las administraciones deben garantizar la máxima eficiencia en la prestación de los servicios públicos y consolidar unos niveles de gasto que ya no resultan sostenibles. Para ello, hay que aclarar el marco competencial de los distintos niveles de gobierno y asegurar que los sistemas de financiación proporcionen los incentivos adecuados para la mejor provisión de servicios a los ciudadanos y garanticen la igualdad entre todos los españoles.

Prensa Presupuestos 2009: Crisis, déficit y paro

En los últimos doce años ha habido en España dos modelos de política presupuestaria. Entre 1996 y 2004, con los Gobiernos del Partido Popular, el déficit público se eliminó ?se pasó de un saldo negativo del 6,6% del PIB al equilibrio presupuestario? y el gasto público se redujo del 43,2% de PIB al 38,9%, y se aumentó así el espacio de la iniciativa privada creadora de empleo. Austeridad, control del gasto, un marco legal de estabilidad presupuestaria y reformas tributarias y estructurales hicieron posible la entrada en el euro, la bajada de los tipos de interés y un crecimiento y una creación de empleo sin precedentes. La política económica y presupuestaria del Gobierno Zapatero, por el contrario, se ha caracterizado por la inercia y la complacencia. En estos años se han relajado las normas de la Ley de estabilidad presupuestaria, se ha renunciado a la política de reformas estructurales, el gasto ha crecido sistemáticamente por encima del crecimiento de nuestra economía y se ha incrementado la presión fiscal. Los Presupuestos para 2009 eran la ocasión para la rectificación y ésta no ha llegado. Las consecuencias las sufrimos y sufriremos todos los españoles.

Prensa Inermes ante la crisis

La crisis económica ya está afectando a España de forma más intensa que al resto de países de la UE-15. El superávit de las cuentas públicas desaparecerá antes de que termine 2008. El déficit público al que nos vemos abocados es también el reflejo de ocurrencias electoralistas inefectivas ante la crisis y cuyo gran logro será aumentar aún más el diferencial de inflación con respecto a la UE-15. La puesta en práctica de medidas económicas preventivas no ha sido posible porque el actual Gobierno se ha resistido a admitir la existencia de la propia crisis. El tiempo perdido, desafortunadamente, no lo podemos recuperar. El enquistamiento de los problemas económicos no se debe a la inexistencia de soluciones factibles sino a que quienes tienen que diagnosticar la “enfermedad” no se ponen de acuerdo sobre su carácter y naturaleza. Esta confusión la definía nuestro insigne filósofo Ortega y Gasset como aquella situación “en la que no sabemos lo que nos pasa y eso es precisamente lo que nos pasa”.

Prensa Vuelve la crisis económica

La crisis económica ya está aquí. España crece menos y mucho peor que hace cuatro años. A pesar de la avalancha de datos negativos (aguda caída del crecimiento económico, abrupta subida del paro, inflación desorbitada, insostenible déficit exterior, cierre de miles de empresas, elevación de la morosidad, caída en picado de la confianza, encarecimiento de las hipotecas), Zapatero y sus ministros económicos, Solbes y Sebastián, se niegan a hablar de crisis y califican de “antipatriotas” a quienes simplemente llaman a las cosas por su nombre. Al negar la crisis, renuncian a adoptar las medidas económicas que España necesita con urgencia. El propio Banco de España considera estéril la principal medida del supuesto “plan de choque” de Zapatero. Esta crisis se podía haber evitado. Fue pronosticada desde al menos 2006 por prestigiosos economistas que alertaron sobre los efectos perniciosos de la política económica de Zapatero, Solbes y Sebastián: excesivo crecimiento del gasto público, subida de los impuestos, aumento del intervencionismo gubernamental en las empresas (v. gr., la OPA sobre Endesa), politización y pérdida de crédito de los organismos reguladores, ausencia de reformas económicas estructurales. La mayoría de los analistas independientes augura un drástico recorte de la actividad económica y una brutal subida del paro. Con su mezcla de soberbia e irresponsabilidad, Zapatero, Solbes y Sebastián retraen inexorablemente a la economía española a los tiempos del paro masivo y a la consiguiente angustia de millones de familias españolas.

Prensa Una reflexión sobre la renta mínima

27.04.2020. Crear una renta mínima requiere una reflexión previa y rigurosa, un diseño técnico que genere seguridad y un amplio consenso político que garantice su permanencia. No se entiende la urgencia de aprobar un mecanismo permanente y estructural cuando podemos aunar solidaridad y prudencia. Sería más sencillo y eficaz consensuar inmediatamente un mecanismo temporal y crear un fondo contra la pobreza para sostener las rentas de los más damnificados por la crisis con una duración estipulada de un año. Las ayudas serían asistenciales y con una condicionalidad baja. Y se ligaría su percepción a una serie de objetivos.

Prensa Los efectos económicos de la crisis

23.04.2020. Podemos realizar una valoración de los efectos previsibles de la crisis del COVID19 a través de los estudios del FMI y el Banco de España. Estos datos muestran que la economía mundial está inmersa en una crisis económica mucho más profunda que la de 2008 y que desgraciadamente España va a ser uno de los países europeos más perjudicados. Las cifras ponen de manifiesto los efectos tan negativos que ha tenido no haber aprovechado los años de crecimiento para sanear las cuentas públicas y que las medidas aprobadas por el Gobierno a lo largo de estas semanas, todavía no sabemos a partir de qué previsiones, resultan claramente insuficientes.

Prensa Una propuesta eficiente frente a la renta mínima

21.04.2020. Nos adentramos en lo que parece ser el mayor retroceso de nuestra economía desde la Guerra Civil. Muchas empresas y empleos se quedarán por el camino y, detrás de ellos, muchas personas pueden pasar situaciones de alta necesidad y a las que no se puede dejar sin protección mientras dure esta situación. Debería articularse un mecanismo transitorio ligado a esta necesidad y a la búsqueda efectiva de empleo desde el momento inicial y no una medida permanente y desincentivadora del trabajo, que ya se puso en marcha en otros países con resultados desalentadores. Sin embargo, el Gobierno parece optar por una renta mínima permanente. Una medida ineficiente propia de un Estado paternalista asistencial y con una carga enorme para las cuentas públicas y su sostenibilidad.

Prensa HABLANDO DE PACTOS

14.04.2020. Estamos ante un gobierno fallido. Resulta que la izquierda, dogmática y sectaria, coaligada para la confrontación a campo abierto con la mitad de los españoles propone grandes pactos transversales. No obstante, si el presidente del Gobierno convoca, hay que acudir y muy singularmente quien lidera la oposición. Si Sánchez plantea los pactos para apuntalar su fórmula de gobierno con Podemos y los demás acompañantes, fracasará. Los enemigos del pacto son las agendas ocultas, el adanismo y los que creen que ha llegado la hora de hacer la revolución desde un ministerio.

Prensa Políticas económicas frente al COVID-19

13.04.2020. El escenario que se mantiene, con todas las cautelas, es el de una contracción intertrimestral sin precedentes en todas las áreas, seguida de una recuperación que se iría acelerando a medida que nos acerquemos a final del año, cuando se registrarían lecturas terribles del resto de los indicadores como desempleo e inflación. El PIB global se contraería un 3,3%, mientras que en España se prevén caídas entre un 4 y un 10% y una tasa de paro que podría llegar al 20%.

Publicaciones ¡No subáis los impuestos!

01.09.2009. Ante el descontrolado aumento del gasto público, del déficit en las cuentas públicas y de la deuda pública, el Gobierno socialista ha decidido volver a subir los impuestos. Se diga lo que se diga, la factura de este incremento tributario recaerá sobre las clases medias. Esta nueva subida de los impuestos, añadida a las registradas en el IRPF desde 2005 y a las aprobadas en 2009 (supresión de la deducción por vivienda) situará a España entre los países con niveles más altos de IRPF y de Impuesto sobre Sociedades del mundo occidental. Los efectos de la subida de impuestos serán muy negativos sobre la economía española: se desincentivarán aún más el ahorro, el trabajo y los proyectos empresariales, se destruirá empleo y se retrasará la salida de la economía española d...

Publicaciones Financiación autonómica y local

09.01.2009. El XV Observatorio Económico FAES celebrado en Madrid el pasado 26 de noviembre abordó la financiación autonómica y local, con la participación de José Barea, José Luis Feito, Ángel de la Fuente y Juan José Rubio. La recesión económica, el desplome de los ingresos tributarios y el incremento sin precedentes de algunas partidas de gasto –como las asociadas al desempleo– harán que el déficit público se sitúe sobre los límites del 3%, y convierten en imprescindible debatir de forma integrada y con visión de largo plazo los mecanismos de financiación de todos los niveles de la Administración. En estos momentos de tensión en las cuentas públicas, cuando la capacidad de pago de los contribuyentes se resiente gravemente por la crisis, todas las administraciones deben garan...

Publicaciones Presupuestos 2009: Crisis, déficit y paro

01.10.2008. En los últimos doce años ha habido en España dos modelos de política presupuestaria. Entre 1996 y 2004, con los Gobiernos del Partido Popular, el déficit público se eliminó ?se pasó de un saldo negativo del 6,6% del PIB al equilibrio presupuestario? y el gasto público se redujo del 43,2% de PIB al 38,9%, y se aumentó así el espacio de la iniciativa privada creadora de empleo. Austeridad, control del gasto, un marco legal de estabilidad presupuestaria y reformas tributarias y estructurales hicieron posible la entrada en el euro, la bajada de los tipos de interés y un crecimiento y una creación de empleo sin precedentes. La política económica y presupuestaria del Gobierno Zapatero, por el contrario, se ha caracterizado por la inercia y la complacencia. En estos años se han...

Publicaciones Inermes ante la crisis

01.07.2008. La crisis económica ya está afectando a España de forma más intensa que al resto de países de la UE-15. El superávit de las cuentas públicas desaparecerá antes de que termine 2008. El déficit público al que nos vemos abocados es también el reflejo de ocurrencias electoralistas inefectivas ante la crisis y cuyo gran logro será aumentar aún más el diferencial de inflación con respecto a la UE-15. La puesta en práctica de medidas económicas preventivas no ha sido posible porque el actual Gobierno se ha resistido a admitir la existencia de la propia crisis. El tiempo perdido, desafortunadamente, no lo podemos recuperar. El enquistamiento de los problemas económicos no se debe a la inexistencia de soluciones factibles sino a que quienes tienen que diagnosticar la “enfermeda...

Publicaciones Vuelve la crisis económica

01.05.2008. La crisis económica ya está aquí. España crece menos y mucho peor que hace cuatro años. A pesar de la avalancha de datos negativos (aguda caída del crecimiento económico, abrupta subida del paro, inflación desorbitada, insostenible déficit exterior, cierre de miles de empresas, elevación de la morosidad, caída en picado de la confianza, encarecimiento de las hipotecas), Zapatero y sus ministros económicos, Solbes y Sebastián, se niegan a hablar de crisis y califican de “antipatriotas” a quienes simplemente llaman a las cosas por su nombre. Al negar la crisis, renuncian a adoptar las medidas económicas que España necesita con urgencia. El propio Banco de España considera estéril la principal medida del supuesto “plan de choque” de Zapatero. Esta crisis se podía haber ev...