FAES publica el número 38 de Cuadernos de Pensamiento Político

09/04/2013

    _ Zarzalejos reflexiona acerca de cómo en las crisis “el populismo suministra al nacionalismo nuevas posibilidades de socialización”

    _ Alonso afirma que el precedente de las escisiones en el terrorismo norirlandés es un estímulo para quienes desean mantener la violencia

    _ Tellechea aborda la falta de crecimiento y competitividad de las sociedades europeas ante la globalización económica

    _ Juaristi se acerca a la figura intelectual de Benedicto XVI y explica su pensamiento

La Fundación FAES ha publicado el número 38 de su revista Cuadernos de Pensamiento Político. Esta edición incluye una serie de artículos entre los que destaca el escrito por el director de la revista y secretario general de la Fundación, Javier Zarzalejos, Los desafíos del populismo y del nacionalismo radical. Este número también analiza el precedente de las escisiones como estímulo para quienes desean mantener la violencia, en Terrorismo en Irlanda del Norte: evolución y análisis de situación, del profesor de Ciencia Política Rogelio Alonso; estudia la falta de crecimiento y competitividad de las sociedades europeas ante la globalización económica en el texto del abogado Íñigo Tellechea, Francia ante la crisis: reformar en democracia; y recuerda la figura intelectual de Joseph Ratzinger en Benedicto XVI: una teología entre la nostalgia y la esperanza, de Jon Juaristi.

NACIONALISMO Y POPULISMO
El secretario general de FAES, Javier Zarzalejos, reflexiona en Los desafíos del populismo y del nacionalismo radical acerca de cómo durante las crisis “el populismo suministra al nacionalismo nuevas posibilidades de socialización”. La actual situación europea, explica, está poniendo de manifiesto que “la primera en el tiempo es una crisis política y constitucional a la que luego se une la crisis económica que seguimos padeciendo” y ésta, continúa Zarzalejos, refleja “las insuficiencias institucionales y políticas de la Unión”. En este contexto, asegura que “el populismo alimenta el nacionalismo y le permite dirigirse a una audiencia más amplia, a la que ofrece un relato de agravio que en otras circunstancias no sería creíble ni tendría la misma fuerza de movilización”.

A lo largo del texto Zarzalejos subraya, asimismo, que “los nacionalismos que hoy en día pretenden desestabilizar Europa, sin embargo utilizan a Europa como coartada”. En este sentido, argumenta que “es algo típico del nacionalismo desplegar un discurso disociado como el que predica la ruptura del ámbito nacional y se proclama paladín de la integración continental, el que exige bilateralidad en el ámbito interno y se declara dispuesto a trabajar como el primero en un imaginario concierto federal europeo, al igual que es propio del nacionalismo radical exigir derechos fuera en nombre de la democracia y negarlos dentro en nombre de la identidad”.

Por último, el secretario general de FAES advierte de que “el nacionalismo radicalizado es una amenaza estructural a la construcción europea”, ya que “pretende ser una alternativa a la Unión Europea misma, una alternativa negadora de la integración”. Por ello, Zarzalejos también afirma que “existe una necesidad de valores de fondo que nos orienten como guía en esta crisis, que orienten nuestras políticas, que definan nuevos paradigmas […] y que sean pilares para construir nuestra identidad como europeos”. “En tiempos como estos es necesario un proyecto político que rescate lo mejor de la memoria de los europeos, que actualice el significado de la Unión y cierre las líneas de fractura entre aquellos”, concluye.

DESLEGITIMACIÓN DEL TERRORISMO
En Terrorismo en Irlanda del Norte: evolución y análisis de situación, Rogelio Alonso afirma que el precedente de las escisiones en el terrorismo norirlandés constituyen un estímulo para quienes desean mantener la violencia y recuerda que “el hecho de que los representantes políticos del IRA sigan justificando hoy en día la violencia pasada, presentándola como útil, necesaria y eficaz, impide la deslegitimación del terrorismo, que restaría legitimidad a los ‘disidentes’”. “Esa ausencia de deslegitimación de la violencia les aporta argumentos para justificar su continuidad a pesar del limitado respaldo político y social que están encontrando. Pueden erigirse así en herederos de un legado que no basa su legitimación en el apoyo popular, sino en la legitimidad histórica de la causa que dicen perseguir”, explica.

En este sentido, Rogelio Alonso reflexiona sobre cómo “la amenaza de escisiones ha sido un factor de coacción de la que se han beneficiado los representantes políticos del IRA, al extraer concesiones por parte del Gobierno británico e irlandés en la creencia de que así se debilitaría a los ‘disidentes’. Sin embargo, esa actitud les demuestra a los ‘disidentes’ que la amenaza terrorista puede ser rentable”. Ese precedente constituye, en palabras del autor, “un estímulo para quienes desean mantener el terrorismo, en el IRA o en ETA, a pesar de los factores que dificultan la continuidad de la violencia”.

El profesor de Ciencia Política también subraya a lo largo del texto que “los esfuerzos terroristas por seguir activos debían toparse con una firme respuesta antiterrorista que dificulte sus movimientos y con una reacción política y social adversa, así como con una intensificación de las actividades policiales y militares contra ellos”.

REFORMAS EN EUROPA
Por su parte, el abogado Iñigo Tellechea aborda en Francia ante la crisis: reformar en democracia la falta de crecimiento y competitividad de las sociedades europeas ante la globalización económica, y advierte de la importancia de acometer tanto en el país galo como en el resto de Europa unas reformas estructurales que, hasta el momento, han sido demoradas por su conflictividad. “Sarkozy abordó muchas reformas técnicas […], pero evitó lo esencial: políticas de liberalización y de reducción sustancial del sector público, su gasto y deuda”, indica el autor, que enfatiza que “al eludir las reformas más conflictivas, renunció a las más sustanciales”.

En este contexto, el abogado Tellechea reflexiona sobre la necesidad de “sintetizar libertad y valores en un proyecto promovido por una sociedad civil fuerte y organizada”. “La sociedad civil debe movilizarse y evolucionar desde una democracia solo de libertades a otra de responsabilidades, y promover por sí misma los debates y análisis necesarios para reformar”, para lo que es fundamental, desde el punto de vista del autor, “una identidad común, todo lo plural y diversa que se quiera, pero clara. Una vocación nacional”. “Tras rechazar el sentido del patriotismo, por considerarlo autoritario, y sus valores morales tradicionales, por renegar de su origen religioso, la España de hoy alerta Tellechea carece de referentes éticos y sociales, e incapaz de actuar, ante una crisis más grave, prefiere esperar a Godot”.

BENEDICTO XVI
En Benedicto XVI: una teología entre la nostalgia y la esperanza, el escritor y catedrático de Filología Española Jon Juaristi se acerca a la figura de Joseph Ratzinger desde su condición de pensador y teólogo. El autor explica la principal distinción de un pensamiento que, marcado por la dualidad nostalgia y esperanza, busca distinguir entre lo esencial y lo accidental. Juaristi también repasa el diálogo del Papa emérito con el judaísmo y otras religiones y recorre sus años de juventud, marcados por la vivencia del catolicismo tradicional y la convivencia obligada con el nazismo, su magisterio en Ratisbona y su oposición racional al marxismo.

Junto a estos artículos, el número 38 de Cuadernos de Pensamiento Político incluye la conferencia pronunciada por el economista Arthur B. Laffer en el Campus FAES 2012, Un marco fiscal orientado al crecimiento económico, y los siguientes estudios: Controlando al Leviatán: corrupción, anticorrupción e islas de autoridad, de Martín Santiváñez Vivanco; Obama y la nueva ciudadanía, de José María Marco y Rafael Rubio; Israel sitiado. Amenazas en Oriente Medio, de Jacob Israel Sananes; La segunda muerte de Menéndez Pelayo, de César Alonso de los Ríos; ‘Cuadernos para el diálogo’ en la distancia del medio siglo, de Javier Rupérez; y Las instituciones y su futuro en un tiempo de incertidumbre, de Mario Ramos Vera.