‘Desapalancamiento, crédito y empleo’

30/06/2014

    _ Escolano: “Un nuevo flujo a la economía real está subiendo en España desde finales del año pasado”

    _ González-Páramo: “A este ritmo nos llevaría 18 años recuperar el empleo de 2008. Para evitarlo hay que pensar lo que queda pendiente en términos de reformas”

    _ Bartsch: “Hay señales muy alentadoras en Europa, y también en España, pero seguimos siendo vulnerables”

La primera jornada del Campus FAES 2014 se ha completado con la celebración de la mesa redonda ‘Desapalancamiento, crédito y empleo’, en la que han intervenido el presidente del Instituto de Crédito Oficial, Román Escolano; el exmiembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo, José Manuel González-Páramo; y la economista jefe de Morgan Stanley para Europa, Elga Bartsch. El director de Economía y Políticas Públicas de FAES, Miguel Marín, ha presentado a los participantes y moderado la mesa.

###VIDEO###

Román Escolano ha señalado al comienzo de su intervención que “un nuevo flujo a la economía real está subiendo en España desde finales del año pasado” y que “mejor evolución de la financiación y mejor comportamiento de la inversión provocan un mejor comportamiento del empleo”.

“La oferta y la demanda de crédito están aumentando. Se observa que las entidades financieras están dispuestas a prestar y lo estarán en los próximos tres meses. Y lo mismo cabe decir respecto a la demanda”, ha asegurado Escolano, para quien “la mejora del sistema de financiación se está reflejando en un mayor cruce de préstamos a empresas de menos de un millón de euros” [de facturación].

El presidente del ICO ha precisado que “desde octubre de 2013, el volumen de nuevos préstamos a pymes ha aumentado casi un 5 por ciento”. Y ha añadido otro mensaje positivo, y es que “en estos momentos ya no son las exportaciones sino la formación bruta de capital o inversiones en bienes de equipo el elemento más dinámico, ya que han crecido en el primer trimestre del año un 11 por ciento”. “Esta es la imagen del espejo del nuevo flujo de financiación de la economía”, ha indicado.

RECUPERACIÓN CONSOLIDADA
González-Páramo, en su turno, ha destacado lo que a su juicio “ya se está convirtiendo en un consenso, y es que la recuperación se está consolidando”. “No es improbable que este tercer trimestre crezcamos al 0,5 o 0,6 por ciento”, ha asegurado. Y ha añadido que “las reformas llevadas a cabo han permitido empezar a crear empleo antes de lo previsto, lo que suscita esperanza y refuerza la idea de que cuando uno refuerza la economía y la robustece se consigue más empleo por unidad de PIB”.

No obstante, ha lamentado que “a este ritmo nos llevaría 18 años recuperar el nivel empleo de 2008, de los cuales hemos recorrido ya unos cuantos, pero aún quedan”. “Para evitarlo lo que hay que hacer es pensar lo que queda pendiente en términos de reformas: una verdadera reforma de las administraciones públicas, mejorar la productividad y aumentar el atractivo de la economía española y, si bien se hizo mucho al inicio de la legislatura, queda otro tanto por hacer en la reforma laboral, sobre todo en lo referente a empleo temporal”.

Además ha subrayado que “el patrón de esta recuperación es muy parecido al de recuperaciones pasadas, con crecimiento de la exportación, generación de excedente, nuevas operaciones de crédito en flujo, y crecimiento del PIB y del empleo”. “Lo único que nos falta es que el stock de crédito crezca”, ha apuntado, “lo que va a tardar más que en anteriores recesiones, pero todos los demás indicadores son positivos”.

MÁS FLEXIBILIDAD
Elga Barstch, por su parte, ha asegurado que “hay señales muy alentadoras en Europa, y también en España, pero seguimos siendo vulnerables”. “La recuperación puede no ser sostenible si surgen pequeños shocks externos y las economías no están equilibradas”, ha alertado.

Para la economista de Morgan Stanley, no obstante, “el hecho de que se creen nuevos empleos es muy alentador y desde principio de año vemos una tendencia muy positiva en España”. “Irlanda es un buen ejemplo, el paro está cayendo bastante y subiendo la creación de empleo”, ha apuntado, “lo que nos sugiere que con reformas importantes en aras de ser más flexibles, el punto de inflexión en el mercado laboral es posible”. A juicio de Barstch, el reto está en que antiguos trabajadores de la construcción entren en sectores como el energético o el digital y en luchar contra el paro juvenil desde el inicio.