Aragón Reyes: “El ‘derecho a decidir’ es inconstitucional y no puede encontrar cobijo en ninguna reforma”

03/07/2014

    _ “El único referéndum permitido por la Constitución es el contemplado en el artículo 168”

    _ “El verdadero problema del referéndum [catalán] no sería el hipotético resultado, sino el reconocimiento de que se puede hacer”

    _ “El procedimiento constitucional no es solamente un límite sino una garantía”

    _ “Es la hora de los grandes políticos y de los grandes constitucionalistas para defender los muchos valores de la Constitución y sus márgenes de reforma”

    _ Rodríguez Arribas: “Si las circunstancias obligan a aplicar un precepto de la Constitución, hay que hacerlo, porque si no, prevaricamos”

El catedrático de Derecho Constitucional y exmagistrado del Tribunal Constitucional, Manuel Aragón Reyes, ha afirmado en el Campus FAES 2014 que “el llamado eufemísticamente ‘derecho a decidir’ es abiertamente inconstitucional y no puede encontrar cobijo en ninguna reforma legal”. Ninguna constitución permite ni puede permitir la secesión de una parte de la comunidad nacional por la exclusiva voluntad de esa parte que pretende separarse”, ha señalado durante su conferencia ‘Constitución y secesión’.

Aragón Reyes ha abundado en que “toda Constitución se fundamenta en la unidad de la Nación y en consecuencia no puede apoderar a una parte para decidir por el todo”. “El derecho de autodeterminación es incompatible con toda constitución y no se puede atribuir con ninguna reforma”, ha añadido.

Por tanto, ha insistido, “no existe en nuestro ordenamiento constitucional el derecho de autodeterminación del que pueda ser titular una fracción del Estado, por muy federal que sea. Solo el soberano, el pueblo español en su conjunto, puede disponer de la nación misma, de su composición y definición”. Las decisiones al respecto, ha dicho, “solo pueden tomarlas los poderes constituyentes, no los constituidos. Poder autonómico no es poder soberano, y esto es una afirmación inequívoca para el derecho constitucional”.

“El único referéndum permitido por la Constitución es el contemplado en el artículo 168, y eso es claro de toda claridad”, ha subrayado el catedrático, para quien la consulta planteada por el Gobierno catalán “es constitucionalmente imposible, y no valen argumentos de voluntad o utilitaristas, basados en que el resultado podría ser negativo a la independencia”. “No valen porque esa es solo una hipótesis y por una razón de fondo, y es que es un problema de derecho”, ha apuntado.

DECIDE EL CONJUNTO
Para Aragón Reyes, por tanto, “el verdadero problema de ese referéndum no sería solo el hipotético resultado, sino el reconocimiento de que se puede hacer, lo que sería admitir que una parte de la Nación puede expresar su voluntad de separarse del resto, y eso está prohibido por la Constitución”. No obstante, ha señalado que “la Constitución española sí permite la secesión territorial. No el derecho de secesión, sino el hecho de la secesión, la separación de parte del territorio”, siempre siguiendo el procedimiento del artículo 168. “Lo que atañe al conjunto solo puede decidirlo el conjunto”, ha afirmado.

“El procedimiento constitucional no es solamente un límite sino una garantía”, ha asegurado al respecto. Y ha señalado que “sería ilógico que se considerara lícita la pretensión de un objetivo cuyo consecución sería ilícito”. “Los partidos independentistas son constitucionales precisamente porque la voluntad de alcanzar la independencia puede alcanzarse dentro de la Constitución. Y aquí sí hay iniciativa de reforma atribuida a los parlamentos autonómicos”, ha explicado.

El exmagistrado ha dicho que lamenta escuchar declaraciones en las que se afirma que “es constitucional todo lo que políticamente se quiera que sea constitucional”. “Es justo lo contrario. De ser así, sería hacer de la Constitución un papel en blanco en el que los políticos pudieran hacer lo que quisieran. Un país así no tiene constitución”, ha afirmado antes de asegurar que “la Constitución hay que tomársela en serio”.

Aragón Reyes también ha manifestado que, siendo cierto que “tenemos problemas territoriales, es la hora de los grandes políticos y de los grandes constitucionalistas para defender los muchos valores que la Constitución tiene y los muchos márgenes de reforma que, dentro de la misma, se pueden acometer”.

NACIONALISMO CONTAGIOSO
El magistrado del Tribunal Supremo y exvicepresidente del Constitucional, Ramón Rodríguez Arribas, ha presentado la conferencia de Aragón Reyes, y ha manifestado que “si las circunstancias obligan a aplicar un precepto de la Constitución, hay que hacerlo, porque si no, prevaricamos”. “No podemos dejar que España sea amputada nuevamente. El nacionalismo es contagioso e imperialista. España desaparecería como realidad histórica y eso afectaría a la Unión Europea”, ha advertido.

“España no es concebible sin Cataluña”, ha señalado, y ha afirmado que la secesión supondría una catástrofe económica e histórica. “Tergiversan la Historia, porque ésta no les conviene, y desgraciadamente les hemos dejado sin respuesta”, ha lamentado.