marzo 2008 Intervencionismo sin reformas  
Descarga gratuita

RESEÑAS

El desinterés por la economía por parte de Rodríguez Zapatero y la ausencia de peso político y espíritu reformista de Pedro Solbes han impedido durante los últimos cuatro años la articulación en España de una política económica digna de tal nombre. La actuación del vicepresidente económico se ha limitado a ejercer de mero contable de las cuentas del Reino para evitar los “zarpazos” de sus compañeros de Gabinete en el presupuesto público. En el actual contexto económico global la inacción es garantía de retraso y de empobrecimiento. Además, el rápido deterioro de la situación económica en España refleja también la toma de decisiones manifiestamente erróneas que han conducido a nuestra economía a una situación de especial vulnerabilidad. Ahora estamos pagando los españoles, especialmente los nuevos parados y aquellos obligados al cierre de sus negocios, la mala política del Gobierno socialista. Por fortuna, los españoles tenemos en nuestras manos la oportunidad de cambiar este devenir de las cosas. Entre 1996 y 2004 ya se demostró que sobre España no pesa ninguna maldición que nos impida progresar hasta lo más alto. Otra política económica es posible.

OTROS NÚMEROS DE CUADERNOS