FAES reclama la puesta en marcha de medidas liberales

05/11/2009

FAES reclama la puesta en marcha de medidas liberales











Manuel Jesús González: "La libertad económica erosiona el despotismo de los gobiernos"


Rodríguez Braun: "Aznar no ganó las elecciones siendo simpático sino haciendo propuestas"


Pedro Schwartz: "Hay que reformar el marco legal en el que se mueven los bancos centrales"





/11.07.2008/ El cuarto y último curso del Campus FAES "La sociedad civil y la causa de la libertad" ha comenzado esta mañana con una tertulia liberal en la que han participado Pedro Schwartz, catedrático de Economía; Carlos Rodríguez Braun, catedrático de Historia e Instituciones Públicas; y Manuel Jesús González, catedrático de Economía.

Manuel Jesús González ha defendido en su intervención "la libertad económica como motor del crecimiento y del desarrollo de los países", y ha subrayado la necesidad de libertad económica para que se dé una verdadera libertad política: "La libertad económica pone los pilares de la libertad política y erosiona el despotismo de los gobiernos". A esta idea, el catedrático ha añadido que la libertad económica en un país se mide por el peso del Estado, que según él, debe estar en un 10 por ciento de los recursos.


Para González, "el comercio internacional libre genera un efluvio de ventajas. Si a cada cual se le deja que se especialice en lo que mejor hacen, se permitiría que los países prosperen y se desarrollen". El ponente ha querido aclarar la "idea errónea de que en el comercio internacional los países pobres pierden en detrimento de los pobres". A su juicio, esto no es cierto, entre otras cosas, porque "a los países pobres nadie les obliga a consumir productos de los países ricos". El economista también ha subrayado que "la esencia de un intercambio libre y voluntario entre dos personas conduce al beneficio de las dos partes", en contra de lo que algunos creen de que no hay beneficio si una de las dos partes no pierde.


Carlos Rodríguez Braun ha criticado a quienes pretenden que el liberalismo sea simpático y ha recordado que "Aznar no ganó las elecciones siendo simpático sino haciendo frente al gobierno socialista con propuestas. Es muy difícil ganar al socialismo en simpatía, porque los socialistas siempre están sonriendo", lo que ha descrito como "arrogancia sin límites". Para Rodríguez Braun, "esto es muy peligroso porque al final será el Estado el que decida, limitando la libertad individual de los ciudadanos".


Asimismo, el economista argentino ha señalado que "los que piden un impuesto más eficiente para conseguir un gasto público más eficiente tendrán que tener en cuenta que no se podrá contener el crecimiento del Estado".


Pedro Schwartz ha subrayado que una de las patas de la crisis que vivimos hoy proviene "del exceso de liquidez en los mercados que han generado los bancos centrales, especialmente la FED de EEUU en la época de Alan Greenspan". Por ello, ha defendido "una reforma del marco legal en el que se mueven los bancos centrales". El catedrático de Economía ha criticado la llamada a consumir dada por Zapatero, el pasado fin de semana, para salir de la crisis: "Pensar que el crecimiento se basa en el consumo es un error. El consumo debe ser ordenado y matizado. El crecimiento nace de la inversión correctamente ideada que genere consumo y un crecimiento continuado".


Asimismo, el patrono de FAES, ha expuesto varias reformas para afrontar la crisis económica. En el mercado laboral ha defendido "el abandono de la idea de edad de jubilación fijada; la gente debería trabajar hasta cuando quiera". Sobre las pensiones, Schwartz ha propuesto "su capitalización" y ha criticado que "nadie confiesa la deuda de las pensiones". Y por último, ha propuesto "la libertad de precios", especialmente en la electricidad.