José María Aznar reclama una "reforma seria" del mercado laboral

05/11/2009

José María Aznar reclama una "reforma seria" del mercado laboral






"España no puede seguir enviando diariamente a más de siete mil personas al desempleo"


"La única posibilidad que tiene Europa de incrementar su influencia en el mundo es a través de la economía"


"Con el envejecimiento de población no es posible mantener el actual nivel de gasto del sistema de bienestar"


"Las medidas proteccionistas nos conducirán a cometer los mismos errores que en los años 30 del siglo pasado"


"Convirtamos esta crisis en una buena oportunidad para hacer lo que algunos no fueron capaces hace unos años"





/20.04.2009/ El presidente de FAES, José María Aznar, ha  presentado hoy lunes, 20 de abril, al ministro italiano para Asuntos Europeos, Andrea Ronchi, quien ha participado en la jornada organizada por FAES sobre los retos y reformas europeas que la UE tendrá que ejecutar a partir de  2010 para hacer frente a los desafíos planteados en la Agenda de Lisboa.



 


 


 


En su intervención, José María Aznar ha analizado las causas de la crisis económica y sus posibles soluciones.  Y ha a alertado de que "España no puede seguir enviando a más de siete mil personas al desempleo y negarse a hablar de una reforma seria del mercado laboral". Aznar ha reclamado para Europa un nuevo impulso económico como única forma de recobrar más influencia en el mundo. Asimismo, ha abogado por recuperar la oportunidad hasta ahora perdida para convertir la crisis en una buena oportunidad para hacer aquello que algunos no fueron capaces de hacer hace unos años".


Andrea Ronchi, como ministro de Asuntos Europeos del Gobierno italiano, ha explicado en la jornada organizada por FAES su posición sobre los cambios que deberá acometer Italia ante la Agenda de Lisboa. Ronchi ha agradecido a Aznar su diagnóstico sobre la situación económica al tiempo que ha reconocido que "la Europa actual no me gusta y ha fracasado".


En su intervención, el ministro italiano ha lanzado un mensaje de esperanza ante el miedo al futuro instalado entre los ciudadanos. "Sin esperanza no hay competitividad y se llega a una recesión moral  personal y económica".


Ronchi ha lamentado que Europa sea un gigante inmóvil, un gigante de arcilla. A su juicio, "Europa y la euroburocracia no representan el sentir del ciudadano europeo".