"Sostenibilidad de las cuentas públicas y reformas de los servicios públicos en España"

03/07/2010



Navacerrada(Madrid),03.07.10.-
La segunda jornada del curso de economía del Campus FAES 2010 "Estabilidad y reformas ante la crisis fiscal" ha concluido esta tarde con la celebración del XXIII Observatorio Económico, titulado "Sostenibilidad de las cuentas públicas y reformas de los servicios públicos en España". La mesa redonda ha contado con la participación de Juan Velarde, premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales; Elena Pisonero, responsable del Área de Gobierno, Sanidad e Infraestructuras de KPMG; Fernando Fernández, profesor del IE Business School; y Mauricio Rojas, ex diputado del Partido Liberal de Suecia.

Juan Velarde, economista y Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, ha reflexionado sobre los problemas básicos de la economía española y ha destacado entre ellos "la falta de competitividad que llevamos sufriendo desde el año 2004 y que se muestra en el incremento del déficit comercial de España". Además, el profesor Velarde ha señalado que "el incremento del gasto público a través de la financiación de instituciones que no crean riqueza está actuando como desestabilizador de la competitividad de nuestro país".

Como ejemplo de la falta de competitividad de nuestra economía, Velarde ha señalado que "la inversión extranjera directa (IED) de España en el exterior está aumentando año tras año mientras que la IED del exterior en España está disminuyendo". Según el economista asturiano, "la razón de este fenómeno es que el sistema tributario español es poco incentivador de la inversión y es necesario cambiar el impuesto de sociedades".

Elena Pisonero, economista y socia de KPMG, hizo hincapié en la necesidad de "revisar el mapa competencial y el esquema institucional de nuestras administraciones y replantear aquellas descentralizaciones que no están generando beneficios". Además, Pisonero ha afirmado que "son necesarios nuevos planteamientos y programas de gestión de los servicios y las instituciones públicas", y en el ámbito privado, "una transformación estratégica del tejido económico español centrándonos en aquellas actividades que verdaderamente creen valor".

En relación al papel del Estado en la asignación de los recursos del sistema, la economista ha resaltado que "el Estado debe actuar como medio y nunca como un sustitutivo del mercado". Además, ha aseverado que "el Estado debe de buscar en todo momento la colaboración con el ámbito privado". A su juicio, "es necesario lograr grandes consensos políticos que pongan en cuestión principios que parecían básicos pero que la crisis ha demostrado que no lo son".

El profesor Fernando Fernández, del IE Business School, ha afirmado que, con los actuales niveles de deuda, "la salvación de la crisis española ya no está sólo en manos de los españoles", y que "es resultado de los excesos y de no entender lo que es una unión monetaria". Aunque ha asegurado que "el déficit se va a reducir, porque no queda otra", ha puesto el acento en que "el debate de los próximos años será si esa reducción se hace mal, subiendo los impuestos, o bien, reduciendo el gasto".

Fernández ha apostado por "redefinir el Estado, los servicios y la financiación", sin olvidar, ha dicho, que "tenemos que recuperar la credibilidad". Para ello ha propuesto un paquete de iniciativas que pasen por "acabar con la filosofía del gratis total, introducir en lo público criterios de eficiencia y competitividad, aplicar una fiscalidad que fomente el ahorro y la inversión, eliminar la capacidad de endeudamiento de las comunidades autónomas y redefinir el mapa institucional".

Mauricio Rojas, director de la Escuela de Profesionales de Inmigración y Cooperación de la Comunidad de Madrid y ex diputado del Partido Liberal de Suecia, ha defendido la necesaria reducción del gasto público, manifestando que con ella "no se están recortando derechos, que no lo eran, sino despertando de la ilusión del Estado del bienestar". Rojas, que ha repasado el proceso de reformas de servicios públicos que acometió su país a principios de los años 90, ha reclamado que "si mantenemos la responsabilidad pública, hagámoslo al menos de manera lo más eficiente posible". "España también tendrá que redefinir su Estado del bienestar y pasar del populismo a la responsabilidad social", ha concluido Rojas.