Hoy lunes, 1 de julio, en la primera jornada del Campus FAES 2013 Mesa redonda: La política monetaria europea y el papel del BCE

01/07/2013

    _ Donges: “Cuanto más acertadas sean las políticas de los gobiernos tanto mejor funcionará la estrategia del BCE y sus esfuerzos no serán baldíos”

    _ Escolano: “Si queremos que crezca la financiación del sector privado es necesaria la vuelta a la austeridad en las cuentas públicas”

    _ Fernández: “Todo el mundo acepta que la salida es la unión bancaria, el problema es que no nos ponemos de acuerdo en qué es”

La primera jornada del Campus FAES 2013 ha continuado esta tarde con la celebración de la mesa redonda ‘La política monetaria europea y el papel del BCE’. En ella, introducida por el director de Economía y Políticas Públicas de FAES, Miguel Marín, han intervenido el catedrático emérito de la Universidad de Colonia, Juergen Donges; el presidente del Instituto de Crédito Oficial, ICO, Román Escolano, y el profesor del IE Busines School Fernando Fernández.

Juergen Donges ha asegurado en su intervención que “cuanto más acertadas sean las políticas de los gobiernos, no de las entidades monetarias, tanto mejor funcionará la estrategia del BCE y los esfuerzos que éste haga para la reactivación económica no serán baldíos. Pero la responsabilidad está en los gobiernos con reformas estructurales y ajustes fiscales”.

Donges ha afirmado en este sentido que “el BCE no tiene capacidad real de estimular la actividad económica” y que medidas como la bajada de tipos “son un acto simbólico basado en la esperanza pero que no tiene gran eficacia”. A su juicio, esa estrategia “es cuestionable mientras las economías europeas, sobre todo las periféricas, sigan lastradas por deficiencias estructurales que se manifiestan en niveles insuficientes de productividad y competitividad”.

El catedrático alemán ha añadido que “Si hay problemas estructurales de fondo, y yo creo que los hay, no se pueden solucionar simplemente con dinero barato ni recuperar así la confianza”. Donges ha considerado que “si bien han desaparecido el miedo a la fractura de la Unión Europea, han bajado las primas y los estados se pueden refinanciar, todavía no sabemos si eso será suficiente”.

IRREVERSIBILIDAD DEL EURO
Por su parte, el presidente del Instituto de Crédito Oficial, Román Escolano, ha afirmado que “si queremos que crezca la financiación del sector privado es necesaria la vuelta a la austeridad en las cuentas públicas”. En sus palabras, “la política monetaria da lugar a que la mejora de la posición fiscal del sector público reduzca el ‘efecto expulsión’ sobre el sector privado”. El problema, en su opinión, es que “el rating soberano suele hacer de techo en la economía nacional y, a partir de ahí, baja la estructura de rating del resto del país”.

Escolano ha señalado que “es necesario eliminar la segmentación de los mercados financieros europeos porque si se fragmenta en base nacional, tenemos los inconvenientes de cambio fijo sin un mercado financiero integrado”, lo que ha calificado de “absurdo” en la zona euro. En su opinión, “el origen de esta situación es la interacción entre riesgo bancario y riesgo soberano” y la solución pasa por “el compromiso explícito de irreversibilidad del euro”. No obstante, “solo se logrará realmente mediante la creación de una unión bancaria, modelo que está encima de la mesa y que es la solución”, ha afirmado.

REGLAS COMUNES
Finalmente, el profesor del IE Busines School Fernando Fernández ha asegurado que en este momento “todo el mundo acepta que la salida a este lío que tenemos montado en Europa es la unión bancaria, el problema es que no nos ponemos de acuerdo en qué es una unión bancaria”. A su juicio, avanzar hacia ella “nos lleva a hacerlo con tres instrumentos: un supervisor único; un mecanismo de resolución bancaria; y un mecanismo de atribución de las pérdidas, para lo que hay que tener reglas fiscales creíbles”.

“Las reglas son comunes para todos”, ha dicho Fernández, que ha subrayado que “no se hacen como un mecanismo excepcional para determinados países ‘pecadores’ sino porque es la única manera en que el sistema pueda avanzar”.

El profesor del IE ha apuntado que “lo que distingue al BCE de otros bancos centrales es el entorno en el que opera: en ausencia de un activo seguro y líquido, de un regulador y supervisor bancario y de una autoridad fiscal con la que dialogar”. En este sentido, ha considerado que “la eurozona es un bicho único en la historia, tenemos un banco único pero no unión bancaria y eso no puede funcionar, lo que lleva a dos soluciones de esquina: o nacionalizamos el euro o federalizamos Europa, y eso nos lleva a una unión fiscal y a replantearnos temas de unión política”.

Fernández ha afirmado que “Europa es cada vez más marginal y los inversores se pueden cansar de esperar. Mi hipótesis es que este puente, el de la unión bancaria, lo construimos en tres meses o se va a caer. Y creo que lo vamos a construir porque hemos avanzado mucho en un año para que no salga adelante por un problema de ‘timing’”.



Secretaria de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica