El jueves 4 de julio, en Guadarrama Campus FAES reflexiona sobre los derechos humanos en las transiciones árabes 

04/07/2013

    _ Al-Assad: “La solución en Siria pasa por una intervención diplomática que asegure que todos los grupos sociales tendrán voz”

    _ El Sadat: “En Egipto deseamos empezar de nuevo con una nueva Constitución y una transición democrática real en la que todo el mundo pueda participar”

    _ Palacio ha animado a la UE a “utilizar su fuerza en todas las instituciones para acometer proyectos que vertebren esta región vecina”

    _ Salafranca: “Lo sucedido en Egipto manifiesta el fracaso de los movimientos islamistas que se hicieron con el poder en algunos de estos países”

La jornada del jueves 4 en Campus FAES 2013 ha finalizado con la celebración de la mesa redonda ‘Los derechos humanos en las transiciones democráticas’, en la que han intervenido la exministra de Asuntos Exteriores Ana Palacio y el fundador y director de la Organización para la Democracia y la Libertad de Siria, Ribal Al-Assad. Al comienzo de la mesa se ha emitido un video del presidente del Partido Reforma y Desarrollo y de la Comisión de Derechos Humanos en la Asamblea Popular de Egipto, Anwar E. El Sadat, que tuvo que cancelar su participación en el Campus debido a los acontecimientos ocurridos en Egipto en las últimas horas.

El Sadat ha subrayado en su declaración, grabada antes del golpe de Estado, que “Egipto está luchando por su libertad y su identidad nacional”. “Lo que esperamos conseguir en los próximos días es que el Ejército, el pueblo y las fuerzas políticas, incluso algunas islamistas, empiecen de nuevo con una nueva Constitución y una transición democrática real en la que todo el mundo pueda participar”, ha asegurado.

“Ha llegado el momento de decir basta y pedir elecciones parlamentarias y presidenciales para poder alcanzar consensos”, ha afirmado el político egipcio, que ha manifestado su deseo de que “esto acabe y muy pronto” y lo haga “de manera pacífica y no violenta, sin choques ni conflictos”. “Pedimos a los amigos de Egipto que apoyen este cambio democrático”, ha manifestado.

El Sadat ha subrayado también que el hasta ayer presidente egipcio, Mohamed Mursi, “fue elegido legítimamente, las urnas hablaron”, si bien ha asegurado que “su legitimidad está vinculada al respeto a la Constitución y a la ley, así como a los derechos de las minorías, cosa que no se ha dado”. “Queremos que Egipto avance hacia el futuro”, ha dicho.

DEMOCRACIA SECUESTRADA
Ribal Al-Assad ha relatado la situación real en la que se encuentra su país de origen, Siria, del que está exiliado por sus “opiniones progresistas”, ha asegurado. “A día de hoy, Siria no puede estar más lejos de una solución democrática”, ha lamentado, porque aunque la revolución de 2011 se percibió como una oportunidad de aperturismo y democracia, “lo que siguió fue un secuestro por una convergencia islamista”.

En este sentido, Al-Assad ha lamentado que Occidente “esté legitimando” a la rama siria de los Hermanos Musulmanes. En su opinión, la solución pasaría por la intervención diplomática a través de la Conferencia de Paz de Ginebra, “en la que se asegure que tendrán voz todos los grupos sociales que hay hoy en Siria”.

La exministra Ana Palacio, por su parte, ha centrado su intervención en analizar el papel de la Unión Europea en la resolución de los conflictos en los países árabes. Palacio ha subrayado que “lo que necesitan estos países es inversión extranjera”, y ha puesto en valor la credibilidad y confianza que genera la Unión Europea, “y en esta situación la credibilidad y la confianza valen mucho”, ha asegurado.

Por ello ha animado a la UE a “utilizar su fuerza en todas las instituciones multilaterales en las que tenemos voz para acometer grandes proyectos que vertebren esta región vecina, buscando claridad, conocimiento, realismo y, desde luego, la defensa de nuestros principios y nuestros valores”.

José Ignacio Salafranca, presidente del Grupo de Seguimiento sobre la situación en los países de la Primavera Árabe en el Parlamento Europeo, ha moderado la mesa. Ha subrayado que “lo sucedido ayer en Egipto pone claramente de manifiesto el fracaso de los movimientos islamistas” que se hicieron con el poder en algunos de estos países.

 Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica