Presenta en Washington el libro blanco del Center for Transatlantic Relations de la prestigiosa Universidad Aznar pide en la Johns Hopkins University la redefinición de una nueva comunidad atlántica 

05/03/2014

    _ Llama a borrar la línea invisible que divide el Atlántico Norte y Sur y a incluir a Latinoamérica y África en la cooperación entre los países de la cuenca

    _ Apuesta por “construir una nueva área atlántica que promueva el acceso a una energía segura y a un crecimiento sostenible que mejore el desarrollo humano”

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, ha presentado en la prestigiosa Johns Hopkins University de Estados Unidos el libro blanco Una nueva comunidad atlántica: generar crecimiento, desarrollo humano y seguridad en el Hemisferio atlántico. El texto, elaborado por los líderes de la Atlantic Basin Initiative que Aznar preside y puso en marcha en el marco del Center for Transatlantic Relations de la Universidad, hace un llamamiento a la acción para redefinir una nueva comunidad atlántica bien posicionada en el mundo que borre la línea invisible que divide el Atlántico Norte y Sur y que, por tanto, incluya la cooperación con Latinoamérica y África.

La Iniciativa pide en este documento construir una comunidad atlántica dinámica y en armonía que defienda el comercio y la inversión libres y abiertos, que promueva el acceso de todos a una energía asequible; acelere el desarrollo humano; fomente la cooperación económica, educativa y técnica; respete la dignidad humana y mejore la seguridad; facilite un entorno favorable para los negocios; genere crecimiento y un desarrollo sostenible e integrador, y que trabaje por una cultura de la legalidad en los cuatro continentes de la cuenca atlántica.

En este sentido, el expresidente del Gobierno ha defendido durante su intervención en Washington que “el mundo está yendo hacia un nuevo punto de partida” y que, por tanto, “es el momento de pensar en grande”. En su opinión, con un panorama internacional en cambio “no podemos perder la oportunidad de construir una nueva cooperación que promueva el acceso a una energía segura y a un crecimiento sostenible que mejore el desarrollo humano y la seguridad en Latinoamérica y en África como parte de una nueva área atlántica más inclusiva”.

Además, el texto establece un compromiso compartido con la democracia, la buena gobernanza, los derechos humanos, la dignidad humana y una cultura de la legalidad. En esta línea, Aznar ha afirmado que “para explotar por completo el potencial de la región, la política no puede dejarse de lado” y ha añadido que es necesario “fortalecer los valores democráticos y las instituciones” en los países de la cuenca.

El presidente de FAES ha subrayado asimismo que “tenemos las bases, la voluntad política y los recursos económicos necesarios para llevar a cabo el desafío histórico que hoy nos une”. Además, “tenemos la exitosa experiencia del área del Atlántico Norte en la consolidación de la democracia, la libertad y el Estado de derecho”, así como “un enorme potencial representado por el área del Atlántico Sur en un mundo que demanda que este potencial se haga realidad”, ha dicho.

El libro blanco Una nueva comunidad atlántica: generar crecimiento, desarrollo humano y seguridad en el Hemisferio atlántico está dividido en cinco apartados en los que propone la puesta en marcha de numerosas acciones. En ellos aborda el renacimiento de la energía atlántica; el crecimiento económico y desarrollo humano, y la seguridad en toda la región. De igual forma, pide salvaguardar el océano Atlántico como nuestro patrimonio común, y apuesta por la promoción de la cultura de la legalidad y de la goberanza democrática eficaz.

La Atlantic Basin Initiative es un proyecto de carácter global orientado al estudio de todos los instrumentos de interacción políticos, económicos, sociales, culturales y tecnológicos entre los países de la cuenca atlántica en sus cuatro pilares, América del Norte y del Sur, Europa y África, para el impulso de las relaciones entre los mismos. Aznar preside la Iniciativa que él mismo puso en marcha en el marco del Center for Transatlantic Relations de la Johns Hopkins University de Estados Unidos, de cuya School of Advanced International Studies (SAIS) es distinguished fellow.