Tajadura: “Si se suprimen las garantías constitucionales destruimos la Constitución”

02/07/2014

    _ “La reforma siempre ha de ser procedimental y materialmente limitada”

    _ Las principales motivaciones para reformar la Constitución han de ser “para defenderla y garantizar su estabilidad y para completarla y terminarla”

    _ Nasarre: “La reforma constitucional es pensar en grande sin perder el concepto del bien común”

    _ Solozábal ha dicho que la alternativa federal hay que entenderla “como una culminación del Estado autonómico” y no como “una ruptura”

El profesor de Derecho Constitucional de la Universidad del País Vasco Javier Tajadura ha participado en el curso ‘La Constitución territorial y el desafío secesionista’ del Campus FAES 2014. Durante su intervención ‘¿Una reforma constitucional para qué?’ ha dicho que “si se suprimen las garantías constitucionales no hemos reformado la Constitución sino que la hemos destruido”. “La reforma siempre ha de ser procedimental y materialmente limitada”, ha precisado.

Tajadura ha enumerado las cinco motivaciones para la reforma constitucional: “para defender la Constitución y garantizar su estabilidad”; “para completarla y terminarla”; “para europeizarla”; “para reformar el diseño de algunas instituciones esenciales, como el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional”, para los que ha pedido “más independencia”; y “para fortalecer el sentimiento y el consenso constitucional necesario”.

En sentido contrario ha apuntado “dos cosas para las que no serviría la reforma constitucional”, que a su juicio son, por un lado, “para satisfacer las demandas de los que quieren la secesión, que no quieren la reforma de la Constitución sino su destrucción; ni para abrir cuestiones resueltas como la disyuntiva entre Monarquía o República”. Para Tajadura, “la Monarquía Parlamentaria no debería entrar en cuestión”, y ha reivindicado su legitimidad, “que está en la Constitución”, y su utilidad.

Asimismo ha defendido que, a su juicio, “las bases de la reforma deberían pactarse entre septiembre de 2014 y septiembre de 2015 para hacer coincidir la disolución de las Cortes a la que obliga el procedimiento con la disolución aparejada al fin de la legislatura”. “El tiempo se va agotando”, ha concluido.

Por su parte, el presentador de la conferencia, el diputado del Partido Popular Eugenio Nasarre, ha considerado que “es una anomalía que constituciones europeas que nacieron en la postguerra hayan tenido sucesivas modificaciones y nosotros no nos hayamos atrevido a modificar nada de la nuestra en 36 años”. “La reforma constitucional es pensar en grande sin perder el concepto del bien común”, ha subrayado.

ALTERNATIVA FEDERAL
Previamente el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Madrid, Juan José Solozábal, ha ofrecido una conferencia sobre la alternativa federal al actual modelo territorial, presentada por el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, Juan Ignacio Echániz. Solozábal ha afirmado que “el Estado federal hay que entenderlo como una culminación del Estado autonómico, no como una ruptura”, si bien ha advertido de que “las propuestas que se hagan tienen que ser conscientes de que el federalismo no es una panacea y deben ser moderadas y tener en cuenta que la otra gran fuerza política tiene que tomarlas en consideración”.

La jornada de hoy del Campus finaliza esta tarde con la mesa redonda ‘Enseñanzas de los casos escocés y quebequés’, en la que participan los letrados de las Cortes Generales Alberto Dorrego y Alfonso Cuenca, y que presenta el secretario de Estado para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo.