En Campus FAES, con la exministra de Exteriores francesa Alliot-Marie, el Premio Nobel peruano Vargas Llosa y el Premio Cervantes chileno Edwards Aznar: “El acuerdo de libre comercio UE-EE.UU. es de grandísima importancia estratégica y política”

04/07/2014

    _ “La UE fue, es y será posible o no será por la relación atlántica”

    _ Aznar ha presentado el libro blanco Una nueva comunidad atlántica de la Atlantic Basin Initiative, que preside en la Johns Hopkins University

    _ “La Iniciativa Atlántica responde a una visión no geográfica sino política, basada en valores comunes, y que incorpore el Atlántico Sur al Atlántico Norte”

    _ “Los factores de estabilidad que caracterizan el Atlántico no se van a producir en el Pacífico en mucho tiempo”

    _ Alliot-Marie: “La mejor manera de avanzar en la Iniciativa es hacer cosas que la gente pueda ver, hacer entender los valores que compartimos”

    _ Vargas Llosa: “La Iniciativa Atlántica debe tener como objetivo acercar a todos los países que hacen suya la cultura de la libertad”

    _ Edwards: “Las ideas atlánticas están funcionando bien en la costa del Pacífico de América del Sur, porque en la costa atlántica hay problemas”

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, ha presentado en el Campus FAES 2014 el libro blanco Una nueva comunidad atlántica: generar crecimiento, desarrollo humano y seguridad en el hemisferio atlántico, elaborado por la Atlantic Basin Initiative que Aznar preside y puso en marcha en el Center for Transatlantic Relations de la Johns Hopkins University, de la cual es distinguished fellow. El documento pide redefinir una nueva comunidad atlántica, que incluya a América del Sur y Centroamérica y los países atlánticos de África, basada en valores comunes de democracia y libertad y bien posicionada en el mundo.



Aznar ha explicado que la idea que subyace tras la Iniciativa es “una visión no geográfica sino política, basada en valores, ambiciosa y deseable. La Iniciativa reclama un papel protagonista para la cuenca, incorporando el inmenso potencial del Atlántico Sur al Atlántico Norte, y mirando el Atlántico como un todo”. “La relación atlántica futura no puede estar basada solo en la Historia sino en cuatro pilares: Europa, Norteamérica, América del Sur y Centroamérica, y los países atlánticos de África”, ha señalado.

“No estoy de acuerdo con la visión de un Atlántico en declive frente a un Pacífico en auge. Los factores de estabilidad que caracterizan el Atlántico no se van a producir en el Pacífico en mucho tiempo”, ha subrayado Aznar, que también ha tenido palabras para el acuerdo de libre comercio e inversión que negocian la Unión Europea y Estados Unidos. A su juicio se trata de “la más importante iniciativa que tiene la UE sobre la mesa, por no decir la única” y “de grandísima importancia en términos comerciales y transcendencia en términos estratégicos y políticos”.

El expresidente del Gobierno se ha definido como “un atlantista convencido por distintas razones”. “Me resultaría imposible explicar España y Europa sin el Atlántico. La UE en mi opinión fue, es y será posible o no será por la relación atlántica”, ha dicho. “Creo en los valores atlánticos de democracia, libertad e igualdad, creo que no son intercambiable y creo que son mejores que otros”, ha afirmado antes de añadir que le lleva a serlo, además, “el análisis de la situación estratégica del mundo; un momento de reforzar, ampliar y revitalizar la idea atlántica”.

POTENCIAL ATLÁNTICO
El libro blanco Una nueva comunidad atlántica señala el inmenso potencial de la región atlántica, que a pesar del deterioro demográfico de Europa cuenta con una población joven, dinámica y en expansión, y explica que dispone de las reservas de agua, energía y materias primas más importantes del mundo y que la gran mayoría de sus países han adoptado instituciones políticas asentadas en los valores de la democracia y la libertad.

El texto, que Aznar ya ha presentado en Washington y Bruselas, anima a construir una comunidad atlántica que defienda el comercio y la inversión libres y abiertos; promueva el acceso a una energía asequible; acelere el desarrollo humano; fomente la cooperación económica, educativa y técnica; respete la dignidad humana y mejore la seguridad; facilite un entorno favorable para los negocios; genere crecimiento y un desarrollo sostenible e integrador; y trabaje por una cultura de legalidad. Además, establece un compromiso compartido con la democracia, la buena gobernanza y los derechos humanos.

ALLIOT-MARIE, VARGAS LLOSA Y EDWARDS
Aznar ha presentado el documento durante la primera jornada del curso de Política Internacional del Campus FAES 2014, que lleva por título ‘La cuenca atlántica: desafíos y oportunidades’ y dirige la responsable del Área de Internacional de FAES, Cayetana Álvarez de Toledo. En el acto también han intervenido la exministra de Asuntos Exteriores de Francia Michèle Alliot-Marie; el Premio Nobel de Literatura peruano Mario Vargas Llosa y el Premio Cervantes chileno Jorge Edwards.

Michèle Alliot-Marie ha afirmado que “la mejor manera de avanzar en la Iniciativa de la Cuenca Atlántica es hacer cosas que la gente pueda ver, hacer entender los valores que compartimos”. “La Iniciativa de José María Aznar es visionaria. Tenemos una idea de las relaciones atlánticas, pero no de la comunidad atlántica, de un vínculo de interés común entre continentes”, ha dicho. Entre estos vínculos, ha destacado, además de los numerosos intercambios y la interdependencia, “riesgos como el terrorista, el de la droga o el medioambiental, e intereses estratégicos para compensar la distinta situación demográfica Norte-Sur”.

Mario Vargas Llosa, por su parte, ha indicado que la Iniciativa Atlántica “debe tener como objetivo acercar a todos los países que han comenzado a hacer suya la cultura de la libertad”. “La gran herencia de la cultura occidental es la cultura de la libertad”, ha expresado el Premio Nobel, para quien en una época en la que el desvanecimiento de las fronteras es una realidad, “Occidente no hay que entenderlo en un sentido puramente geográfico, sino en un contexto cultural”. “La Iniciativa Atlántica es difícil de materializar”, ha dicho, si bien es “ambiciosa, atractiva y magnífica”.

Finalmente, Jorge Edwards ha afirmado que “las ideas atlánticas están funcionando bien en la costa del Pacífico de América del Sur, porque en la costa atlántica hay problemas”. Para su desarrollo, “tenemos una oportunidad en la Alianza del Pacífico formada por México, Colombia, Perú y Chile”. Edwards ha destacado que “en el momento actual, la hegemonía intelectual y juvenil da la espalda a los dictadores”, y eso le lleva a ser “un optimista con respecto a América Latina, pero moderado, porque tengo sentido de la realidad”. “El cambio no será hoy pero el porvenir es de la libertad”, ha dicho.