José Barea, in memóriam

08/09/2014

 

José Barea era uno de esos grandes economistas que logran superar la barrera de su tiempo. El  rigor, la honestidad intelectual y la deliciosa incorrección política con que empapaba todos sus escritos y reflexiones hicieron del profesor Barea un economista atemporal. Un economista alejado de ideologías y de veleidades políticas coyunturales cuyos estudios sobre el Sector Público y la sostenibilidad del Estado del Bienestar seguirán siendo analizados por las generaciones venideras y seguirán atizando la conciencia colectiva de un país a menudo sometido al cortoplacismo y al ciclo político.

José Barea fue por encima de todo un fiel servidor del Estado. Desde las múltiples responsabilidades públicas que desempeñó, el profesor Barea enriqueció momentos clave de la historia económica reciente de España, como el Plan de Estabilización de 1959, los Pactos de la Moncloa o la reforma tributaria de 1978. Un funcionario inagotable en el esfuerzo, cuyas tesis sobre el papel de Estado en la economía y sobre la Hacienda Pública han contribuido significativamente a la modernización de España y están detrás de los mayores éxitos económicos que ha conocido nuestro país.

Mención especial merece su nombramiento como Director de la Oficina Presupuestaria del Gobierno del Presidente Aznar en el año 1996 y el papel que el profesor Barea desempeñó en la tarea colectiva de reducir el déficit público en un momento de enorme trascendencia histórica para España. La credibilidad extra y la confianza que generó este nombramiento tanto internamente como entre nuestros socios contribuyeron decisivamente a la consecución del mayor logro económico de las últimas décadas, como fue la entrada de España en la moneda única.

En la Fundación FAES tuvimos el honor de contar con la colaboración del profesor Barea en numerosas ocasiones en las que pudimos aprender y disfrutar del espíritu reformista del que siempre hizo gala, como en su contribución a Cuadernos de Pensamiento Político. Sirvan estas palabras para enviar nuestro más sentido pésame a su familia y allegados. Descanse en paz.