Análisis FAES sobre el Sentido Político del Resultado Electoral

28/06/2016

Los partidos les han entregado la responsabilidad de la definición de las mayorías a los ciudadanos, que les han devuelto la pelota a los partidos diciendo que la responsabilidad es suya; pero que ha habido un ganador, que ha sido antes y ahora el PP. Las urnas en esta ocasión han dado un mensaje más claro que el 20-D. Ahora no cabe más prórroga. Es el momento de rebajar las líneas rojas y los vetos para facilitar no solo la gobernabilidad, sino también la gobernanza del país. Es el momento de aparcar la cuestión del liderazgo: ahora la discusión es la agenda política. El catedrático de Ciencia Política de la Universidad del País Vasco y director del Euskobarómetro, Francisco Llera, ha hecho hoy martes 28 un análisis sobre el sentido político de los resultados electorales junto con el secretario general de la Fundación FAES, Javier Zarzalejos.

  • “El 26-J ha resultado ser una segunda vuelta: ha habido una importante desmovilización. Todos han perdido votos y escaños, solo ha ganado el PP”
  • Los dos viejos partidos se han recuperado: el desgaste se ha producido en los nuevos”
  • Los partidos nuevos, ante la incapacidad -a juicio de sus votantes- de responder a las expectativas, han perdido un tercio de su electorado en seis meses.
  • Lo que va a cambiar va a ser el método: PP y Rajoy tienen una posición reforzada y ahora la discusión está en la agenda, no en el liderazgo.
  • “No se trata solo de compartir la gobernabilidad sino también la gobernanza y eso también se puede hacer desde la oposición y desde otras instituciones”.
  • La regeneración democrática es prioritaria: sería un mensaje fundamental para la ciudadanía moderada y acabaría con la corrupción como debate partidario.
  • Un gobierno en minoría no necesariamente debe ser breve.
  • El PP ha recuperado su voto desmovilizado. El mensaje del voto útil ha calado y se ha llevado una parte del castigo a Ciudadanos y el PSOE.
  • “La izquierda ha fracasado en todos sus objetivos, solo el PSOE ha logrado salvar su posición”
  • Unidos Podemos ha perdido más de un millón de votos. Se han pasado de ambición y tacticismo
  • El nacionalismo radicalizado cultiva una cultura política antisistema y esto ha facilitado el trasvase de votos hacia Unidos Podemos en País Vasco y Cataluña.