Expresidentes iberoamericanos piden a la OEA y la UE "vigilancia crítica" en Venezuela y Nicaragua

02/08/2016

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, y otros veinticinco expresidentes iberoamericanos han pedido al Consejo Permanente de la OEA y a la UE que mantengan una "vigilancia crítica" sobre las "graves alteraciones al orden democrático y constitucional" que se produce en Venezuela y Nicaragua. La ‘Declaración sobre los atentados a los parlamentos de Nicaragua y Venezuela está rubricada por los exmandatarios, agrupados en la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA).

En el documento, los firmantes muestran su "preocupación" por lo que consideran "alteraciones graves que hoy sufren los ordenamientos constitucionales y democráticos de Nicaragua y Venezuela". Asimismo, señalan que el Gobierno de Nicolás Maduro desconoce a la Asamblea Legislativa venezolana el ejercicio de sus competencias constitucionales y no respeta la inmunidad de sus diputados, "manteniéndoles bajo acoso permanente de autoridades judiciales, militares y policiales".

Además, denuncian que el oficialismo venezolano, que rechaza el revocatorio, pida a los poderes Electoral y Judicial "ilegalizar a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) como partido que reúne y representa a las distintas fuerzas políticas de la oposición democrática".

En cuanto a Nicaragua, los expresidentes indican que “el Gobierno de Daniel Ortega, aliado político del presidente venezolano Maduro, transita la misma línea de comportamiento" y critican que una "colusión" de la Corte Suprema y el Consejo Supremo Electoral de Nicaragua haya revocado la representación legal del líder del Partido Liberal Independiente Eduardo Montealegre, que encabezaba la coalición opositora.

En este sentido, cuestionan también que se haya retirado de sus escaños a 28 diputados de esa fuerza política, pese a que se trata de representantes populares.

Finalmente, el texto señala que la OEA y la UE deben disponer de los medios necesarios y efectivos "para la normalización de la democracia en dichos países”. Entre los expresidentes firmantes se encuentran, además de José María Aznar, los colombianos César Gaviria, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe; los mexicanos Felipe Calderón y Vicente Fox; el boliviano Jorge Quiroga; los chilenos Eduardo Frei y Sebastián Piñera; el costarricense Óscar Arias; el argentino Fernando de la Rua, el uruguayo Luis Alberto Lacalle y el peruano Alejandro Toledo.