LA AMENAZA DE LOS MERCADOS HÚMEDOS

21/04/2020

Las autoridades chinas están permitiendo la reapertura de los llamados “mercados húmedos” donde se ofrecen, sacrifican y venden animales salvajes –y, como el caso de los perros, no tan salvajes–, así como diversas preparaciones de estos. Es verdad que, a raíz de la extensión del COVID-19, por el momento se ha prohibido la comercialización de estos animales, excepto las preparaciones para fines medicinales. Pero también es cierto que cuando apareció un virus anterior, el SARS, se dictó la misma prohibición y en poco tiempo esta simplemente decayó. Aunque algunos les parezcan ofensivas las reiteradas apelaciones de Donald Trump al “virus chino”, las hipótesis sobre el origen de este se han ido estrechando: o la conspiratoria de la creación en un laboratorio en Wuhan –teoría todavía muy arriesgada– o el “mercado húmedo” de la ciudad.

El director del Comité Científico que asesora a la Casa Blanca y hace declaraciones con total independencia que normalmente disgustan a Trump y director del Instituto de Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos, Anthony Fauci, se preguntaba recientemente: “qué mas tiene que ocurrir para que se cierren de una vez esos mercados cuando tenemos tantas enfermedades que proceden de esa insólita interacción de humanos y animales”. Para Fauci, la actual crisis del coronavirus es “resultado directo” de ese comercio tan insalubre, ya que la enfermedad es consecuencia de un salto del virus de animal a humano. Para prevenir futuras pandemias, Fauci ha reclamado una acción internacional concertada para forzar el cierre de estos mercados. Otro epidemiólogo, el profesor Steven Osofsky, de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Cornell lo explicaba así: “Cuando se recogen animales salvajes de todo el mundo, se los lleva a estos mercados y se dejan que se mezclen, se está creando la tormenta perfecta. Si eres un virus cuyo propósito es extenderte, realmente no podrías pensar en un sistema mejor para alimentar y extender una pandemia que este de los mercados de animales salvajes, especialmente en los centros urbanos de Asia”. Si el régimen comunista chino consiguió erradicar la dolorosa y deformante práctica del vendaje de los pies de las mujeres –que también era muy tradicional–, hay que suponer que si quisiera podría acabar con estos focos patógenos y sus prácticas insalubres que, de lo contrario, seguirán amenazando la salud mundial. Son ya unos cuantos los virus de la misma procedencia como para instalarnos en la corrección política.

Más #AnotacionesFAES

LA OTRA DESESCALADA (20/04/20)

CONSTITUCIONALISMO SELECTIVO (17/04/20)

¿PACTOS DE LA MONCLOA? (15/04/20)

CARTA DE UN AMIGO PORTUGUÉS (11/04/20)

PRIMERO, LOS PACTOS EN LA MONCLOA (09/04/20)

CONFESIONES DE UN VICEPRESIDENTE (08/04/20)

LA IZQUIERDA COMO ALTERNATIVA A LA SENSATEZ (07/04/20)

¿CUÁNTAS ALARMAS HACEN UNA EXCEPCIÓN? (06/04/20)

SEGURIDAD NACIONAL Y PANDEMIA (03/04/20)

LA RIQUEZA NACIONAL Y EL INTERÉS GENERAL (01/04/20)