Europa, propuestas de libertad

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

En este informe, FAES analiza los principales retos a los que se enfrenta Europa. Y propone una serie de medidas para encarar con éxito los desafíos de la Unión. La integración europea tras la Segunda Guerra Mundial fue un gran éxito. Los objetivos que se buscaban fueron ampliamente conseguidos: la paz y la reconciliación entre las naciones europeas; la seguridad para conjurar la amenaza de un modelo totalitario y expansivo; la cooperación en libertad para alcanzar metas compartidas por naciones democráticas, y la aspiración común a la prosperidad sobre la base de la economía libre. Hoy los objetivos podrían parecer diferentes, pero no lo son. Estamos en paz, pero la paz no es un bien asegurado. Necesitamos evitar tentaciones como la dilución de los Estados nacionales en una superestructura carente de legitimidad o la creación de entidades con pretensiones estatales que sólo sirven para reavivar viejos conflictos. La salida de la crisis económica requiere apertura, competencia e integración para que las economías europeas sean más dinámicas y creen empleo y riqueza.