Idioma-grey

En definitiva, 2022 ha sido un año con luces y sombras para el mercado laboral. El empleo ha crecido, pero lo ha hecho dando síntomas de agotamiento en la segunda mitad del año. El número de trabajadores supera los niveles prepandemia, pero no así el número de horas trabajadas. La temporalidad se ha reducido, pero fundamentalmente en las estadísticas, no en la realidad económica o laboral. El paro ha descendido, pero cuando se tienen en cuenta los períodos de inactividad de los fijos discontinuos la realidad es la contraria. Lo que sí es inequívoco es que analizar el mercado de trabajo tras la reforma laboral se ha vuelto un ejercicio más complejo.

Sorprende mucho que los socialistas hayan tardado tanto tiempo en dar un paso para que los efectos perversos y perfectamente previsibles de la ley del “sí es sí” no beneficien a los nuevos agresores sexuales. Y sorprende porque el portavoz socialista en el Congreso tenía solución desde el principio. Según declaraciones de López, si una ley hacía que salieran de la cárcel violadores y agresores sexuales, se aprobaba otra ley para que volvieran a la cárcel, y asunto solucionado. Le faltó exclamar el “¡pues eso!” de su jefe de filas y presidente del Gobierno, que, en cuánto tal, es el máximo responsable de este enorme y peligroso sinsentido.

El compromiso que el presidente del PP ha querido rubricar bajo las bóvedas que ampararon el nacimiento del régimen constitucional alberga un potencial político de tal envergadura que hace inconcebible su frustración dolosa o negligente. Corresponde a Alberto Núñez Feijóo, en igual medida, la responsabilidad de asumir reto semejante y el mérito de que en España empiece a vislumbrarse, por fin, una política con mayúsculas, a la altura de los desafíos que enfrenta la nación.

Valgan estas líneas escritas a vuelapluma, dictadas por el cariño y sin la menor pretensión literaria, para evocar la memoria de quien fuera el decano de los economistas españoles y uno de los mayores eruditos de nuestro tiempo: el profesor –pocos han encarnado el espíritu de la cátedra más plena e íntegramente que él– Juan Velarde Fuertes. La noticia de su muerte, debida a una caída doméstica, el pasado 3 de febrero a los 95 años, ha conmocionado profundamente a quienes hemos tenido la suerte de atender a sus clases y conferencias; y nos ha dejado dolorosamente huérfanos a quienes hemos tenido el privilegio de contarnos entre sus compañeros y amigos.

José María Aznar ha asegurado que “le molesta mucho que el presidente del Gobierno de España, sea el que sea, sea desairado”. Pero me molesta más que el presidente del Gobierno de España se deje desairar”. En Marruecos “se ha hecho una operación espectacular. No se ha pactado, no se ha consensuado, no ha habido ni siquiera una comparecencia parlamentaria, hemos perdido las relaciones con Argelia y somos humillados por Marruecos”, ha afirmado. Asimismo, ha manifestado que “Pedro Sánchez ha traicionado sus principios y valores para seguir en el poder”. “La cesión del Gobierno ante Marruecos al reconocer el plan de autonomía para el Sáhara, es un mensaje de debilidad.»

El desvergonzado surrealismo en el que se desarrolla la política catalana bajo el gobierno de los secesionistas alcanza todos los días nuevas cotas. Al presidente de la Generalidad, Pere Aragonés, uniéndose a las reacciones de los prófugos de Waterloo tras la sentencia del TJUE que avala a la Justicia española, no se le ha ocurrido otra cosa que declararse, él también, “minoría perseguida” en tanto que independentista catalán. La matraca es conocida. Se trata de repetir hasta la náusea que a Puigdemont y a los demás se les persigue porque quieren separarse de España, no por declarar unilateralmente la independencia, malversar fondos públicos y desobedecer a los tribunales.  Y sobre la persecución misma, qué decir. El de Aragonés y compañía debe ser el único caso en el mundo en el que una “minoría perseguida” gobierna el territorio en el que se supone que tiene lugar la persecución, manda la Policía que, según esto, estaría persiguiéndola.

Mientras el alineamiento de China con Rusia se desdibuja y la India por boca de su primer ministro ya le dejó dicho a Putin que no es tiempo de guerras, la alianza entre Moscú y el régimen de los ayatolás iraníes se estrecha. Irán y Rusia unen esfuerzos para eludir las sanciones, buscan reforzar a sus satélites –como es el caso de la Venezuela de Maduro– e impulsan la desinformación. Moscú y Teherán se apoyan mutuamente para mitigar su aislamiento internacional. Al hacerlo, Putin pone de manifiesto su debilidad, que le obliga a depender de Irán como suministrador de equipo militar de tecnología media y alta. Los ayatolás, por su parte, se reafirman en sus propósitos de desestabilización global y no circunscrita al ámbito regional de Oriente Medio. 

El dato de inflación de cierre de 2022 es muy malo. Lo es porque desmiente el consenso del mercado y las previsiones del Gobierno que esperaban que continuara la senda de descenso de los últimos meses, lo que alterará a la baja las expectativas sobre la economía española. Lo es porque el repunte de la inflación subyacente hasta el 7,5 denota que la inflación ha hecho metástasis en el resto de sectores de la economía aun cuando la energía ha registrado recientemente una relativa moderación. Revertir esta tendencia exigirá alargar las políticas restrictivas por el lado de la demanda que, en el caso de España, recaerán en su totalidad sobre la renta disponible de los hogares dada la nula voluntad del Gobierno de revisar la eficiencia del gasto público.

Los episodios de violencia protagonizados por seguidores de ideologías radicales y violentas obligan a reflexionar sobre nuestra respuesta a la radicalización de individuos capaces de apoyar acciones terroristas. Se ha tendido a diferenciar la radicalización cognitiva de la violenta, centrando la respuesta en esta segunda, al asumir que este estadio es el verdaderamente peligroso.

Manuela Carmena dice –con razón– que no modificar la ley del “sí es sí” es propio de una “arrogancia infantil”. Jone Belarra se muestra decepcionada y enfadada porque Carmena no apoye la ley. Reyes Maroto anuncia que contará con el apoyo de Carmena para su candidatura. Carmena hace saber que no va a apoyar a ninguna lista sino a toda la izquierda, aunque no participará en ningún acto. Maroto, por su parte, a quienes sí apoya es a los presuntos humoristas de TV3 y su burla de un vídeo promocional de Madrid, porque a la ministra todavía de Industria le divierte burlarse de la ciudad que aspira a gobernar.

Ante un Gobierno de pirómanos legislativos, España necesita bomberos eficaces que puedan sofocar los fuegos que provoca el activismo de Frankenstein. Algunos siguen creciendo y nada se puede hacer. Ahí están los beneficiarios de la ley del “sí es sí”, que ya superan las 250 condenas reducidas y la veintena de excarcelaciones. Otros, como los provocados por la reforma de la malversación y la derogación de la sedición, solo podrán sofocarse en parte.

La percepción de que el terrorismo yihadista global se repliega para recuperarse de sus derrotas y afianzarse en otros escenarios, especialmente en el África subsahariana, no debe llevar a la conclusión equivocada de que la amenaza terrorista está superada. El riesgo de que, a partir de estos atentados en Francia, España, Alemania, Gran Bretaña que pueden parecer inconexos, vaya tejiéndose un terrorismo yihadista organizado de matriz netamente europea constituye una hipótesis que, por lejana que pueda parecer, no sería menos peligrosa.

Un titular próximo a lo desternillante de un importante periódico nacional describía así el encuentro y posterior fuga del presidente de la Generalidad, Pere Aragonés, con los mandatarios de la cumbre hispano-francesa celebrada en Barcelona: “Aragonés: complicidad con Macron, distancia con Sánchez”. El mundo al revés. Hablar de “distancia” de quien es tu socio mayor, del que ERC se ha convertido en apoyo insustituible. Por contra, “complicidad” con la representación del centralismo por antonomasia, parece excesivo. 

El compromiso que el presidente del PP ha querido rubricar bajo las bóvedas que ampararon el nacimiento del régimen constitucional alberga un potencial político de tal envergadura que hace inconcebible su frustración dolosa o negligente. Corresponde a Alberto Núñez Feijóo, en igual medida, la responsabilidad de asumir reto semejante y el mérito de que en España empiece a vislumbrarse, por fin, una política con mayúsculas, a la altura de los desafíos que enfrenta la nación.

Una vez tomada la polémica decisión, hay que reconocer que Scholz ha sido capaz de, como reza un dicho alemán, “saltar por encima de su sombra”. Una vez que Alemania ha dado el paso, veremos hasta qué punto los demás países de la OTAN, incluido España, están dispuestos a mantener por su parte la citada unidad de acción.

Sin un ápice de rectificación, sin la más mínima autocrítica, permitiéndose obscenas chanzas a cuenta de los violadores que han salido de prisión, el Gobierno sigue contando los días que faltan para que se normalice el efecto perverso de la Ley Integral de Libertad Sexual. Es una broma cruel que la ley que está llevando el temor a tantas mujeres víctimas de abusos y agresiones sexuales se presente como una norma para la libertad. 

El último número de la revista Cuadernos FAES de Pensamiento Político repasa en una entrevista con el exgobernador del Banco de España, Luis María Linde, cuestiones económicas relativas a la inflación, las cifras de crecimiento del PIB, las tasas de paro y los niveles de deuda de las principales potencias europeas.

Este artículo del nuevo número de la revista presenta un preciso análisis de la situación y perspectivas de Irán y de los engaños que ha vendido a Occidente y a su propia población. Destaca el papel de la Guardia Revolucionaria (los “Pasdarán”), así como la realidad que subyace a las actuales protestas contra el régimen de los ayatolás.

El Tribunal Supremo acaba de confirmar las condenas a 15 ex altos cargos del Partido Nacionalista y personas vinculadas a estos en el llamado “caso de Miguel”, una red de corrupción dirigida por quien fue número 2 del partido en Álava para la concesión de contratos públicos a cambio de comisiones que intentaban ocultar mediante testaferros, entre ellos, las propias esposas de los cabecillas de la trama. Cinco ex altos cargos del PNV ingresan en prisión. El cabecilla de la trama ostentaba un cargo público hasta hace dos días.

El futuro de Sánchez en el poder depende de una alianza permanente e irreversible con Esquerra Republicana de Catalunya. Y esta alianza se ha convertido en el agujero negro de la política española que absorbe todo y no deja salir la luz. El remedio está en los votos, es decir, en ganar las próximas elecciones y desde esa victoria definir y proponer un programa ambicioso de recuperación de las instituciones para el interés general.

Los participantes han presentado el último libro del diplomático De Helsinki a Kiev. La destrucción del orden internacional. El texto narra una serie de “compromisos y peripecias profesionales y biográficas”, según Javier Zarzalejos, hasta llegar al acta final de Helsinki, en la que trabajó Javier Rupérez y que representa la culminación de la Guerra Fría. Explica que su estancia en Helsinki le enseñó mucho sobre el mundo de la diplomacia y las negociaciones. “Los soviéticos querían que se les reconocieran las adquisiciones territoriales de la Segunda Guerra Mundial, los occidentales exigían derechos humanos y libertades individuales”, recuerda.

Colecciones FAES

Biografías Políticas y Biografías Intelectuales