Garantizar el Estado autonómico

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin

Esperanza Aguirre: “La primera y casi única medida para reconducir el actual Estado de las Autonomías es la restauración del consenso constitucional. O, al menos, la restauración del consenso entre los dos grandes partidos, el Socialista y el nuestro. Si ese consenso no se restaura continuará la carrera más o menos desenfrenada de transferir competencias estatales a las Comunidades Autónomas, seguiremos modificando Estatutos que cada vez se parecerán más a Constituciones de pequeños estados, y la política nacional pasará a ser una sierva de la de las Comunidades. De hecho, ya hay muchas veces que parece que España es la decimoctava Comunidad Autónoma”

“La situación actual de crisis económica exige de todos los políticos y de todos los partidos políticos extremar nuestro sentido de la responsabilidad”

“Si siempre se dice que las crisis son las mejores oportunidades para cambiar lo que no funciona, creo que ahora es el momento para que todos actuemos con sentido de la responsabilidad, nos olvidemos de nuestros intereses particulares y pensemos en el proyecto común que es España con la generosidad y la grandeza de miras que tuvieron los hombres de la Transición”

“Hemos llegado al actual Estado de las Autonomías sin querer. Al buscar una fórmula de integrar a nacionalistas catalanes y vascos nadie hubiera previsto que todas las regiones de España acabarían teniendo un parlamento, una estructura que se parece mucho a la de un Estado con sus ministerios –consejerías, en este caso–, con sus tribunales de cuentas, sus consejos consultivos, sus defensores del pueblo, etc, etc. y etc”

“Podemos afirmar que España hoy es un país que funciona de facto como un estado federal pero que, como no lo es constitucionalmente, tiene todas las desventajas que tienen los Estados federales pero carece de todas las ventajas que el federalismo posee”

Luisa Fernanda Rudi: “En lo que se refiere el título VIII, el pacto constitucional se basaba en tres vectores: una amplia autonomía política y no sólo administrativa; la solidaridad, una palabra muy utilizada en la actualidad pero realmente muy mal aplicada; y, el más importante, la lealtad institucional que, desde que Zapatero ha llegado al poder, está faltando de manera preocupante”

“Una vez aprobado el título VIII de la Constitución, lo que quedaba claro era que nosotros entendíamos aquello como el punto de llegada definitivo del modelo autonómico mientras que para los nacionalistas era el punto de partida”

“El punto de inflexión de la falta de responsabilidad de Zapatero tuvo lugar en 2004, cuando anunció que apoyaría la reforma estatutaria que saliera del Parlamento catalán”

“La carrera de descentralización que comenzaron los nacionalistas fue secundada por otras Comunidades Autónomas que no estaban regentadas por gobiernos nacionalistas. Los nacionalistas han hecho de liebre pero lo cierto es otras que muchas Comunidades Autónomas han hecho de galgo”

“El exceso de normativa autonómica, que no siempre se ha demostrado necesaria, no ha facilitado la vida al ciudadano y ha contribuido a romper el mercado único español, dificultando tremendamente la recuperación económica. Porque si a España le va mal no hay una Comunidad Autónoma a la que le vaya bien; al contrario, si a las Comunidades Autónomas les va bien, al conjunto de la nación le irá también bien”