Las perspectivas para solucionar la crisis en la Eurozona

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin

Navacerrada (Madrid), 04.07.12.- El secretario de Estado de Finanzas de Alemania, Steffen Kampeter, ha intervenido esta tarde en el Campus FAES 2012, donde ha asegurado que “la Cumbre Europea ha puesto de manifiesto que cada uno es responsable de que en su país haya competitividad y un presupuesto equilibrado y de que sus bancos no supongan un riesgo para la Unión Europea”. “No podemos pensar en perdedores ni ganadores, sino que hay que pensar en el interés común e intentar por todos los medios que esta tarea la resolvamos tanto a nivel nacional como europeo”, ha añadido.

Para Kampeter, “las cumbres solo se ganan o se pierden conjuntamente”, lo que le ha llevado a confesar que “me ha sorprendido que las medidas que se tomaron el viernes pasado hayan recibido valoraciones tan distintas en los diversos países. El gobierno alemán es muy consciente de cuál es su papel en Europa, pero Alemania por sí sola no es Europa. Un solo caballo no puede tirar del carro europeo. Necesitamos 17 caballos para la integración económica y 27 para una Europa unida”.

El secretario de Finanzas alemán ha pedido “que se escuche con espíritu crítico cuando desde Estados Unidos se pide a Europa la socialización de la deuda, porque es algo que ellos nunca harían […] Si se exigen eurobonos no es más que por un debate del mercado de capitales que pretenden desviar la atención”.

En este sentido, Kampeter ha llamado a “analizar con espíritu crítico los muchos consejos que estamos recibiendo”, en alusión a las recetas que llegan desde “el mundo anglosajón y extraeuropeo”, que piden “que nos endeudemos más o hagamos lo que sea”. A su juicio, “estos comentarios reflejan intereses de aquellos que compiten con el euro”. “Tenemos que tener mucho cuidado de no escuchar a falsos amigos, desarrollar más confianza en nosotros mismos y no convertirnos en el brazo ejecutor de los mercados globales, cuyos intereses son distintos a los de los gobiernos”, ha advertido.

En su intervención, Kampeter también ha abogado por “una transferencia de competencias a niveles superiores en determinados ámbitos”, y ha considerado que “un ministro de Hacienda europeo común no tendría por meta última hacer superfluo a un De Guindos o un Schäuble, sino que su trabajo sea más eficaz; no sería cesión de soberanía nacional sino buscar una respuesta política a nuevas necesidades internacionales”.

TRANSPARENCIA Y PARTICIPACIÓN
Para el director de la Fundación Konrad Adenauer para España y Portugal, Thomas Stehling, que ha presentado a Kampeter, “sirve de poco que por cosechar frutos nacionales a corto plazo pongamos en peligro la Europa unida”. “Lo que importa es ver a qué retos, oportunidades y problemas conjuntos se enfrenta Europa”, ha asegurado Stehling, para el que el mayor desafío es “no abandonar a las poblaciones y ofrecerles perspectivas: una integración más exhaustiva, mayor supervisión, mejoras en las políticas sociales… En la Europa del futuro se verá que la política europea es política interior, y por tanto se hará necesario mayor transparencia y mayor participación ciudadana”.

Por su parte, el diputado y portavoz de Asuntos Exteriores del Grupo Parlamentario Popular, José María Beneyto, ha recordado que “los compromisos de los gobiernos español y alemán con el euro son clarísimos, así como el mapa hacia la unión política es muy claro y ambicioso y compartido por el gobierno español”. “Los españoles están dispuestos a ceder parte de su soberanía por el proyecto europeo”, ha añadido. Para Beneyto, “la alianza España-Alemania es natural y fuerte porque compartimos objetivos, principios y valores, y lo que queda es ajustar perspectivas, sensibilidades y percepción de la crisis”.