Idioma-grey

Los costes de la transición energética

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin

El gas, la energía nuclear y el petróleo juegan un papel clave para alcanzar un futuro más verde y las políticas públicas que se efectúan en Europa y en España lo tienen muy presente para la consecución de los objetivos de 2030 y 2050. Eso sí, según los expertos, el precio de la descarbonización no saldrá barato a los ciudadanos. ¿Cuál es el mejor camino a seguir para conseguirlo? ¿Llegaremos a tiempo? ¿Qué efectos tiene sobre la economía? Pedro Mielgo, presidente de NGC Partners; Ignacio Araluce, presidente de Foro Nuclear, y Pedro Antonio Merino, economista jefe de Repsol, conversan con Miguel Marín sobre los costes de la transición energética.

EL GAS

Según Pedro Mielgo el control de precios del gas resulta «algo infantil» y «no es la solución». Seguirá siendo necesario utilizar el gas en nuestros sistemas energéticos mientras las renovables no sean «maduras» del todo y dado que aún «son caras». “De aquí a 2050 vamos a seguir con gas metano” y “sin ningún tipo de gas no vamos a poder vivir”, asegura el presidente de NGC Partners, ya que la gran mayoría de las viviendas de Europa dependen de este sistema y “llevará muchos años transformarse” .

LA ENERGÍA NUCLEAR

El futuro de las centrales nucleares en España está claro para el presidente de Foro Nuclear, Ignacio Araluce. “Perfectamente se puede alargar la vida de nuestras centrales y tenemos precedentes”, afirma. En su opinión, una energía “muy competitiva” y “que produce mucho con muy poco combustible”. Considera que en este momento “es fundamental contar con fuentes estables” como esta mientras penetran las renovables para darle “firmeza al sistema”.

EL PETRÓLEO

El economista jefe de Repsol opina que para alcanzar un 2050 sin la presencia de petróleo lo primero es preguntarse “¿cómo vamos a innovar para hacerlo?”. Según Pedro Antonio Merino, “tener la energía cara en un proceso de transición significa encarecer la transición y dificultarla”. En el camino serán necesarios “por un lado los petróleos sintéticos y por otro los biocarburantes”.