Los tres desafíos de la empresa española: Productividad, Dimensión e Innovación

La reciente crisis ha supuesto un grave daño para la Unión Europea y mermado su crecimiento económico. Este no ha sido un fenómeno homogéneo, sino que sus efectos han sido dispares según los países. España es uno de los que más ha sufrido y más esfuerzos ha realizado para retomar la senda de la recuperación y del crecimiento. Nuestra economía se ha caracterizado tradicionalmente por adolecer de una serie de problemas estructurales que han acentuado los efectos de la crisis. Por ello, reformas que permitan afrontarlos resultan necesarias para conseguir un crecimiento económico saludable y sostenible.  Productividad, Dimensión e Innovación (PDI) empresarial son los tres pilares a los que deben ir dirigidas las reformas para cumplir este objetivo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp