OTAN: una alianza por la libertad

La OTAN se encuentra en una encrucijada. Puede elegir el camino de la continuidad, aun a riesgo de quedarse al margen de las necesidades de seguridad de sus miembros o, tal y como se expone en el presente informe, puede escoger el camino del cambio estratégico.

Creemos que la OTAN debería dar un salto ambicioso si quiere desempeñar un papel estratégico a la hora de fortalecer la seguridad de sus miembros.

A lo largo de varios meses, hemos reunido a un grupo de expertos bajo la dirección de Rafael L. Bardají, director del departamento de Estudios Políticos Internacionales de FAES, y Florentino Portero, secretario ejecutivo de GEES (Grupo de Estudios Estratégicos), para analizar y proponer las ideas que consideramos más apropiadas con
el fin de encaminar a la OTAN en la dirección adecuada. A pesar de todas las operaciones que la OTAN está llevando a cabo hoy en día, creemos que la divergencia estratégica entre sus miembros sigue siendo profunda y puede condenar a la organización si no se encauza adecuadamente.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp