Perspectivas económicas 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin

La recuperación de la economía española está siendo más lenta de lo anticipado y menos intensa en comparación con el resto de grandes economías europeas, han coincidido en apuntar los economistas Fernando Fernández (IE University) y Pedro Antonio Merino (Repsol), en una nueva edición de Diálogos FAES sobre Perspectivas Económicas 2021.

Fernández y Merino, moderados por el responsable del área económica de FAES, Miguel Marín, se han dado cita en FAES para analizar las claves que determinarán la evolución de la economía nacional e internacional a lo largo de los próximos meses. Detrás de este menor vigor de la recuperación se encuentran factores como la lenta recuperación de la movilidad internacional y también incertidumbres relacionadas con la política económica nacional, en concreto, con el cuadro presupuestario planteado por el Gobierno, que está construido sobre la base de unas estimaciones de crecimiento e ingresos fiscales exageradas y unas políticas de gasto desmesuradas.

Adicionalmente, han explicado, se mantienen otros riesgos a la baja que podrían dar al traste con las previsiones de crecimiento para este año y para 2022. Entre ellos, el mantenimiento de las tensiones inflacionistas, a las que subyacen problemas energéticos y de suministro, el desembolso y ejecución de los fondos de recuperación europeos, que todo apunta serán menos intensos y eficientes de lo previsto, y la prolongada disrupción de las cadenas de valor internacionales.

En este contexto, la preocupación por los daños estructurales infligidos por la crisis pandémica sobre el tejido productivo español es creciente. En este sentido, los economistas han llamado la atención sobre los problemas de solvencia que afrontan muchas empresas, lo que puede resultar en niveles de morosidad crecientes una vez se retiren las ayudas extraordinarias de liquidez del ICO el próximo mes de marzo.