FAES propuso en 2005 la incorporación de Ucrania en la OTAN

Análisis
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin

La Fundación FAES publicó en el año 2005 su informe OTAN: una alianza por la libertad en el que analizaba cómo debía ser el futuro de la OTAN si quería desempeñar un papel estratégico a la hora de fortalecer la seguridad de sus miembros. En él FAES ya apostaba por la revisión de los criterios tácticos que habían regido los distintos procesos de ampliación de la OTAN y subrayaba la necesidad de que el proceso de ampliación hacia el Este continuara, para que fueran admitidos desde Ucrania a algunas repúblicas caucásicas.

VER INFORME

Posteriormente, en 2009 publicó una nueva edición del informe con motivo del 60 aniversario de la alianza. Las propuestas del informe original seguían siendo válidas: fortalecer y reformar la OTAN, como requisitos imprescindibles para garantizar nuestra seguridad y el futuro de la libertad, pero incorporó una serie de consideraciones recogidas en una adenda.

En este nuevo volumen advertía del interés de Rusia en adoptar su papel de superpotencia. Ante ello, el informe afirmaba que “la Alianza debe huir de las provocaciones y evitar que se genere un nuevo clima de Guerra Fría con Rusia. Pero al mismo tiempo debe hacer ver que las decisiones que afectan a sus actividades y a su futuro no pueden quedar rehenes de la voluntad del Kremlin. Los miembros de la Alianza, tomados de uno en uno, pueden ser frágiles frente al gigante ruso, particularmente los europeos debido a su dependencia energética. De ahí que lo más urgente en este terreno sea la elaboración de una política común sobre cómo actuar en relación a Rusia. Y ello con un doble criterio: diálogo y firmeza”.

El futuro de la libertad y la democracia, así como la seguridad de los aliados, necesitan de una OTAN fuerte y renovada. Asimismo FAES pedía a Europa un mayor compromiso en el terreno de la seguridad, que no debía hacerse al margen de la OTAN. Una OTAN mejorada tendría que incluir una Europa más fortalecida y con mayores responsabilidades en este terreno. La mejor forma para defender nuestra seguridad y los valores de la democracia es una Alianza global por la Libertad.

VER INFORME

En el informe Europa, propuestas de libertad, publicado también en el año 2009, la Fundación FAES seguía tratando la necesidad de nuevas incorporaciones a la OTAN, y pedía un apoyo firme para la adhesión de Ucrania y Georgia. El respaldo de estos dos países“ permitiría consolidar un área de seguridad y prosperidad en dos países amigos con una fuerte vocación europea y con una incipiente democracia.”

VER INFORME

Asimismo, en el informe TAFTA. Argumentos para un área abierta de libre comercio transatlántico, publicado en el año 2013, FAES hablaba del fin de la globalización como un proceso establecido y diseñado por EE. UU., pero no el fin de la globalización como tal, siempre que la UE y EE. UU. sean capaces de abrazar una nueva configuración global provista de nuevas características, entre ellas la creciente influencia de países como Rusia.

VER INFORME